Publicidad

4 de octubre de 2017

La otra cara del 1-O

RBlanco

Como no veo nunca la televisión, me he tenido que limitar al visionado de fotografías y vídeos usados por los independentistas para denunciar la brutalidad de la G.C. y la P.N., y publicados tanto en medios nacionales como catalanes, como el diario.es, El Mundo, El Periódico o Dolça Catalunya, pág 2, al final y pág. 3. Sobre todo en este último se pueden ver bastantes vídeos.

He visto en Twiter la fotografía de una mujer con la cara manchada de sangre que sale desde la frente y sin ninguna herida, El Plural publica fotografías falsas con titular que, sino recuerdo mal decía, "Las fotos falsas del 1-O",

He visto la fotografía de dos niños, uno de ellos llorando al lado de lo que supongo su abuelo y un policía en frente. He visto otra de un niño llorando y la cara toda de sangre publicada por El Mundo en 2012, pero los agresores no fueron la PN ni la GC, sino los mossos durante la huelga general.

También he visto la agresión sufrida por un GC en un colegio, que debido al golpe recibido es desplazado varios metros; según La Vanguardia, "rompe los cristales de un colegio y cae". Está publicado en Dolça Catalunya. También El Mundo y otros medios publican fotos falsas del 1-O.

He visto la pasividad de los mossos, recriminada por ciudadanos catalanes, que les decían que a "partir de ahora no son su policía porque no pueden confiar en ella". Mientras, policía y GC tenían que cumplir con la obligación de los mossos.

También he visto a un antidisturbios convencer a un padre que tenía en brazos un niño de no más de un año para que se fuese. ¿Qué degradación mental puede llevar a padres, abuelos a poner en peligro a quienes deberían proteger?

He visto, creo que en Dolça Cataluna, el vídeo de una chica que salió con una mano vendada y diciendo que un Policía o Guardia Civil, la había tirado por las escaleras y que le había roto los dedos uno a uno, su expresión era de total tranquilidad. Tranquilidad que no tenía cuando fue pillada con la mano sin vendar y gritando histérica que le había ”mocado las tetas”.

Policías repelidos a pedradas y heridos. Cumpliendo con su obligación y haciendo, en algunos casos un uso excesivo de la fuerza. Pero también hay que ver las agresiones infligidas por parte el otro bando enviado por Pardomonte y Junqueras; mandados a recibir palos y, si hubiese algún muerto, mejor para la causa independentista,

¿Qué clase de fanatismo puede llevar a un cuerpo de seguridad a no cumplir con su deber de impedir que se cometan delitos y enfrentarse a a quién le suple? O que cuando un grupo de Mossos, cumpliendo con su obligación, son interrumpidos por otro mosso que se cuadra ante los independentistas y echa a los otros que cumplían con su trabajo.

Y mientras los catalanes que no quieren la independencia, son tratados poco menos que de traidores y malos catalanes; perdiendo a familiares, amigos, vecinos y vistos como extranjeros en su propia tierra.

En el referéndum ilegal votó el 34 % de la población un resultado de más de 90% de síes. Mientras en algunos lugares comprobados, de algo más de 400 votantes había más de 1.000 síes. Urnas opacas y las papeletas escaneadas en casa, sin presentación de DNI o pasaporte y con votantes que votaron 3 o 4 veces. Justa guinda para un acto ilegal.

RBlanco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad