Publicidad

22 de septiembre de 2017

Conversos

RBlanco

Orgullosa de ti, Maria Mir-Rocafort. Orgullosa de ser amiga, desde la distancia, de una catalana que hace valer sus ideales desde tierra hostil, desde la suya. Y lo hace desde la palabra; desde sus artículos razonados, inteligentes y cargados de la sabiduría que da la vida.

Podéis pensar que el independentismo es catalán. Sólo catalán. Os equivocáis. Es vasco. Es gallego... Es PDeCAT, es CUP, es En Comú Podem. Es HB, es Bildu. Es AGE (Alternativa Galega de Esquerdas), es ANOVA. Son la mayoría de As Mareas. Es Podemos.

El independentismo catalán es tan indecente que invita a la cara política de ETA, -la de Hipercor, 21 personas asesinadas y 45 heridos; los efectos de la bomba, similares al napalm, produjo una temperatura de 3.000°; la que asesinó a Ernest Lluch, el ministro socialista que puso en pie la Seguridad Social-, a Arnaldo Otegi a la Diada, la fiesta nacional catalana. Un elemento que fue condenado por su vinculación con banda armada.

Eso es el independentismo. En lugar de buscar vías de diálogo con los demócratas, que en España y Cataluña, aunque lo nieguen los hay. Buscan aliados con ex terroristas tratándolos de héroes. No importa que a manos de esa gentuza haya muerto gente catalana.

Lo peor que buena parte de estos independentistas de pacotilla, llevan en sus venas sangre andaluza, gallega, extremeña... Charnegos, que les llamaba despectivamente la alta burguesía o hasta la mujer de Pujol no hace tanto. Hoy se enorgullecen del insulto, como muestra de sumisión a los reyes de hoy: los independentistas. Y es qué no hay nada peor que los conversos.

RBlanco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad