Publicidad

21 de agosto de 2017

Racismo, xenofobia, nazismo.

RBlaco

He recibido en mi correo un mensaje totalmente racista, xenófobo y fascista. No lo voy a compartir. Sí mi respuesta, aunque borre el nombre de la persona que me lo ha mandado.

Veo, con preocupación como el nazismo , y digo bien, nazismo, extiende sus garras aprovechándose del dolor y la muerte provocada por unos fanáticos como ellos mismos.

"¿Cómo puedes compartir propaganda fascista? Te creía más inteligente. Eso que me has mandado es algo contra lo que llevo luchando desde Internet hace muchos años. Es el tipo de propaganda que usaban Hitler, Mussolini y Franco contra los judíos, solo que los judíos de hoy son los musulmanes, que son tan víctimas -más bien las primeras víctimas-, de esos fanáticos terroristas.

No te he bloqueado por ser quien eres porque sino ya estarías bloqueada. Tú eres madre, piensa en lo que sentirías si un hijo tuyo fuese un fanático terrorista y, sin culpa, te mirasen como una terrorista más. ¿Sería justo?¿No es suficiente el dolor que sienten como madres que queremos añadirles el desprecio y la humillación de tratalas como fanáticas terroristas?

Es indecente que en lugar de centrarnos en el dolor de las víctimas, de todas las víctimas, nos dediquemos a transmitir odio, xenofobia y racismo.

Lamentable, que tú, como madre, en lugar de repartir propaganda que merece el desprecio de cualquier persona que defienda los Derechos Humanos o que, sin defenderlos, no sepa diferenciar entre el dolor de unas madres y el fanatismo fascista y nazi que has compartido, que no se diferencia en nada del fanatismo terrorista que hemos vivido en Barcelona y Cambrils".
Rita Blanco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad