Publicidad

20 de agosto de 2017

Fanatismos

RBlanco

Nada diré sobre lo ocurrido el jueves. O sí porque se refiere a ello, aunque de otra forma. El jueves tuve que bloquear a una persona, que creía socialista, por sus comentarios racistas y xenófobos.

Recuerdo que el primer comunicado, nada más producirse el atentado, fue el de los musulmanes residentes en España. El primero y el único.

Hace dos años tuve que hacer lo mismo con un chileno que me dijo que a los judíos sí se podía matarlos.

Llevo diecisiete años luchando contra el racismo y la xenofobia y por la defensa de los Derechos Humanos, desde Internet, cuando no había RRSS todavía, para que intolerantes y fanáticos de todos los signos aprovechen un atentado terrorista -que lo único que debe producir es rechazo hacia quienes lo llevaron a cabo, dolor y empatía hacia quienes lo sufrieron-, para sacar lo peor de su fanatismo.

Son momentos de estar unidos contra el terror, momentos de solidaridad y empatía hacia las víctimas. No de sacar lo peor de nosotros hacia personas y colectivos que bastante desgracia tienen en sufrir esos mismos fanatismos por los que tienen que huir de sus lugares de origen.
RBlanco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad