Publicidad

24 de julio de 2017

Los trapos sucios de Zara y H&M [Firma la acción]

Virginia - WeMove.EU

Una investigación acaba de desvelar que la ropa que Zara y H&M venden tiene claros vínculos con fábricas en Asia responsables de la contaminación devastadora del agua y del aire. Estas conocidas tiendas, donde muchos compramos, se abastecen de telas de fábricas que vierten fluidos tóxicos en ríos [1]. Y aunque estos gigantes de la moda dicen estar preocupados, no se han comprometido a dejar de comprar en estas fábricas letales si la contaminación no cesa. ¡No podemos dejarles que se queden de brazos cruzados!

Los investigadores que visitaron las fábricas enseguida se dieron cuenta de la catástrofe, y los análisis de la calidad del agua y las conversaciones con los lugareños confirmaron sus sospechas. Estas fábricas están devastando el medio ambiente y las comunidades locales. Todo esto podría evitarse, porque ya existen tecnologías de producción más limpias, que podrían adoptarse si marcas como H&M y Zara quisieran.

Zara y H&M han cambiado sus prácticas en otras ocasiones ante la presión pública. Al fin y al cabo, dependen de si sus consumidores les compramos ropa… o no. Estas multinacionales ya son objeto de crítica en los medios. Ha llegado la hora de que nos oigan a nosotros también, a sus decenas de miles de clientes. Tenemos un plan para que sea imposible que no nos hagan caso. ¿Te apuntas?

Las fábricas implicadas son enormes: diez de las mayores fábricas a nivel mundial en la cadena de distribución textil, situadas en China, India e Indonesia. Algunos de sus principales clientes son multinacionales como H&M y Zara. Si estas piden cambios, los fabricantes tendrán que aceptarlos.

El tejido en cuestión se llama viscosa, una fibra vegetal que ha ido ganando mercado como alternativa al algodón y los productos sintéticos. Se vende al consumidor como una opción más “sostenible” - y podría serlo. Pero la viscosa que Zara y H&M compran no tiene nada de sostenible, sino que es el resultado de un intenso proceso químico sin ningún tipo de control medio ambiental. Esto significa que se liberan muchos más gases nocivos y químicos peligrosos de los niveles recomendados.

Los trabajadores y lugareños explicaron a los investigadores casos de amigos y familiares enfermos, de agua que ya no se puede beber y de zonas de pesca devastadas. Los residentes en una comunidad china ni siquiera se atreven a alimentar a sus animales con los peces muertos por los altos niveles de contaminación. Los análisis de calidad del agua confirman estos relatos – de hecho a menudo el nivel de sustancias contaminantes excedía ampliamente los escasos límites legales.

Podemos acabar con esta situación. ¡Está en nuestras manos! H&M y Zara ya son conscientes de la cobertura mediática de esta campaña. Ahora, solo falta que escuchen a nuestra comunidad de acción. Ya ha funcionado antes: cuando miles de trabajadores murieron en Bangladesh mientras fabricaban ropa para multinacionales de la moda, H&M y Zara, ante la presión de los consumidores, firmaron un acuerdo histórico para protegerles.

Si pedimos un cambio desde todos los rincones de Europa, Zara y H&M tendrán que escucharnos. Juntas, estas multinacionales tienen la capacidad de conseguir que las fábricas dejen de contaminar.

Una vez hayas firmado, reenvía por favor este correo a tus familiares y amigos para que también firmen. Para que las multinacionales nos hagan caso, tenemos que ser decenas de miles. ¿Podrías reenviar este correo ahora?

Juntos, podemos cambiar las cosas.

Virginia, María y todo el equipo de Movemos Europa


WeMove.EU vía email

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad