Publicidad

12 de junio de 2017

Entre tributos, limosnas. Lo público y lo privado

RBlanco

A ver si al menos los y las socialistas, aprendemos a distinguir entre limosna y solidaridad. Entre tributar y defraudar. Entre lo público y lo privado.

Un señor, que no voy a citar, dona 300 millones de euros provenientes de la explotación infantil en el sudeste asiático en unas condiciones infrahumanas; trabajando más de 12 horas diarias y teniendo que coser 480 pares de pantalones al día, por un salario de 1 dólar al día (1'3€). Lamentablemente, no solo él. En este caso concreto no se cita al empresario. Me refiero, en este caso concreto, a lo que concierne al trabajo infantil.

Ese mismo señor, defrauda a hacienda 600 millones de euros, tributando en Suiza, Holanda e Irlanda. De ese dinero que tenía que cotizar en España, da una limosna, a repartir, entre diversas autonomías; en Galicia dona 17 millones de euros en 2015, para unos aparatos que ya tenía alquilados el SERGAS (Servicio Galego de Saúde), por 11 millones de euros mensuales.

A día de hoy, de los 17 millones, nunca más se supo. Pero sí se sabe que este "buen samaritano" y otros como él son dueños de la mayoría de Servicios del SERGAS, qué se piden pruebas innecesarias para engordar las cuentas de resultados de estos benefactores, exponiendo a los pacientes a radiaciones y pruebas innecesarias. También se sabe que el SERGAS sigue pagando el alquiler de los aparatos donados.

También se sabe, que este caritativo señor, en esta España cañí de pandereta y corrupción, paga a las empleadas de sus tiendas unos 800€ al mes y que para que no tengan derechos sindicales, tiene sus tiendas repartidas en distintos lugares.

Veamos que dice la RAE, sobre las distintas acepciones que he puesto al principio:

Limosna:
1. f. Cosa, especialmente dinero, que se da a otro por caridad.
2. f. Donativo o subvención que se daba a los conventos de Indias, con cargo a los ingresos de encomiendas y otros.

Solidatura:

RAE:
tributar
1. tr. Pagar algo al Estado para las cargas y atenciones públicas.

defraudar
1. tr. Privar a alguien, con abuso de su confianza o con infidelidad a las obligaciones propias, de lo que le toca de derecho.
3. tr. Eludir o burlar el pago de los impuestos o contribuciones.

público, ca
3. adj. Perteneciente o relativo al Estado o a otra Administración. Colegio, hospital público.

privado 1
3. adj. Que no es de propiedad pública o estatal, sino que pertenece a particulares. Clínica privada.

Mientras veamos bien y justifiquemos que defraudadores tributarios y explotadores infantiles, den limosnas a nuestras Instituciones, no tenemos ningún derecho moral ni ético para exigir que tributen a la Hacienda Pública como cualquier hijo de vecino.

Mientras consintamos la esclavitud y la explotación infantil y aceptemos ese dinero, muchas veces manchado de sangre, nada podemos exigir. Lo único que podemos hacer es sentir vergüenza por consentir que esto suceda.

Si denunciamos la corrupción y el dinero de los corruptos, debemos de luchar por mantener lo Público lejos de lo privado y lo privado lejos de lo Público.

Un empresario que hace malabarismos para no tributar, no solo le está robando al Estado. Nos está robando a todos. A ti también.

RBlanco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad