Publicidad

21 de mayo de 2017

Lograron mutilarme en contra de mi voluntad

"Tardé dos semanas en recuperarme de las heridas. Lograron mutilarme en contra de mi voluntad”.
Instrumentos para la ablación/ World Vision
Isabel, de World Vision

Lo cuenta Beverline, que con 12 años recién cumplidos, pasó por la ablación porque sus padres la obligaron. Beverline habla de las heridas físicas, de la terrible infección provocada por el corte, pero deja en silencio esas otras heridas psicológicas profundas que quizás no logre curar nunca.

Después de la ablación, su familia tenía preparada la boda, querían casarla con el hijo de una familia con la que habían llegado a un acuerdo. Pero en un fuerte acto de valentía, Beverline huyó durante la noche buscando a alguien que pudiera ayudarla. Encontró refugio en la casa de un vecino que la acompañó a la policía a poner una denuncia y que la llevó después hasta nuestra escuela dormitorio en Marigat.

A nuestra escuela refugio llegan a diario niñas que como Beverline huyen de sus hogares por no estar de acuerdo con la mutilación de su cuerpo o con casarse siendo todavía niñas. No tienen ningún otro lugar en el que refugiarse. En el centro las niñas reciben el apoyo económico y emocional de nuestros compañeros y de otras jóvenes que han pasado por las mismas circunstancias para poder retomar sus vidas y elegir su propio camino.

Ayúdanos a proteger a las niñas que se ven obligadas a escapar de su familia para salvarse
Quizás haya heridas que no se curan nunca pero gracias a tu apadrinamiento podremos ofrecer a las niñas la oportunidad de recomponerse, seguir siendo valientes y continuar hacia delante. Está en tu mano ayudarlas, apadrina una niña.

Gracias por tu solidaridad


World Vision vía email

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad