Publicidad

3 de abril de 2017

Umara lo cambió todo

Umara/ © UNICEF vídeos
Alicia, de UNICEF Comité Español

Umara tiene 7 meses pero no ríe, no juega. Apoyado sobre el hombro de su madre, Umara observa todo despacio mientras alguien, al otro lado, trata de averiguar qué le sucede.

Umara vive con su madre al norte de Nigeria donde una grave crisis nutricional pone en riesgo la vida de 400.000 niños. A medida que la asistencia humanitaria va llegando a nuevas zonas, se pone de manifiesto la dimensión real de la crisis relacionada con Boko Haram y su impacto en los niños.

Umara es una de las víctimas de esta crisis. La falta de acceso a agua y alimento le ha provocado una desnutrición severa y una grave deshidratación.

Pero las cosas están cambiando. Después de tres semanas en uno de los centros apoyados por UNICEF, recibiendo tratamiento a base de una pasta rica en calorías, a Umara le está cambiando la cara. Sus brazos son ahora más gruesos, ha ganado peso y su madre, Fanna, ha recuperado la esperanza. “Ahora ríe y juega, ahora es un niño feliz”, explica. Con nuestra ayuda y con su fuerza, Umara lo cambió todo.

Hemos logrado tratar la desnutrición aguda que sufrían a más de 100.000 niños en el norte de Nigeria y seguiremos hasta que logremos llegar a todos.

En todo el mundo, 50 millones de niños padecen desnutrición aguda y de ellos, 16 millones están en situación de desnutrición aguda grave, con gran riesgo para su vida. En 2015 suministramos tratamiento a 3,2 millones de niños, entre ellos 1,9 en situaciones de emergencias.

Sabemos que es posible. Queremos conseguir que ningún niño necesite estos tratamientos para sobrevivir y que algún día podamos cerrar UNICEF. Pero esto solo será posible con la ayuda de personas como tú, Rita. Hazte socio de UNICEF haciendo click en este enlace



UNICF vía email


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad