Publicidad

5 de abril de 2017

La gestora, el crowdfunding, la baronesa y su desprecio por los militantes de base

RBlanco

Cuando la gestora, decidió -unilateralmente- que el  crowdfunding o micromecenazgo que Pedro, mejor dicho, la Asociación sin ánimo de lucro, Bancal de Rosas, había abierto para sufragar los gastos de su campaña hacia la Secretaría General y que en pocos días recaudó 95.000€, era ilegal; consultado el Tribunal de Cuentas por el portavoz de la gestora y de la sultana Díaz, por teléfono, le respondieron que era perfectamente legal, poniendo el caso de Podemos como ejemplo de financiación por ese sistema.

La gestora no quedó conforme y pidió al Tribunal un informe. Informe que emitió y firmó su presidente. Presidente que según catedráticos en derecho constitucional y abogados varios que escribieron sobre el tema, no es competente, teniendo que ser el Pleno del Tribunal o las consejeras que tratan con los partidos políticos quienes firmasen ese informe. Era lo que esperaba la gestora para que Pedro no solo ingresase lo recaudado en una cuenta conjunta con el partido, sino que pretendían que les facilitase los nombres de cada donante y su DNI, con la intención de controlar a los militantes que habían hecho donaciones a Pedro para su campaña. Además, con esto, perseguían que Pedro violase la Ley de Protección de Datos, que considera una infracción muy grave revelar esos datos y que, podría conllevar una multa de entre 301.000 a 600.000€. 

Pedro en principio se negó, pero luego aceptó transferir el dinero del crowdfunding a la cuenta abierta por el partido, que abrió dos más para los otros candidatos. Esas cuentas, abiertas por la gestora, sí violan -según varios abogados-, la Ley de Partidos Políticos. Lo peor, que cuando Pedro se negó a facilitar los nombres de los donantes, la gestora amenazó con expulsarlo del partido
Si expulsan a Pedro, adiós PSOE, porque entonces nada le impediría fundar un partido socialista que arrastraría no solo miles de militantes, sino millones de votos que ahora no van al PSOE. Estoy segura que por lealtad al partido, Pedro no se irá, pero si lo expulsan, ya puede hacer ganchillo la sultana para parchearse ella, que respondió cuando le preguntaron qué pasaría si los 90.000 críticos abandonaban el partido y ella respondió que "los partidos se financian ganando elecciones, no con las cuotas de los militantes". Se olvida que serían 90.000 votos menos y, posiblemente, casi 5 millones de votos que no irían al PSOE -los votos regalados por la gestora al PP-, lo que le vendría muy bien a la modista para que le bajen los humos. Añadiendo, hace unos días que no cree que el Secretario General tenga que mezclarse con las bases. ¿Cómo alguien tan engreída y clasista pretende representar al partido socialista, ni en el último pueblucho del país?  Lo peor es para los ciudadanos de a pie que con ella o con Rajoy o ambos, iríamos cada vez a peor.

Se ha comentado en las RRSS la posibilidad de fundar un nuevo partido socialista, alejado de este PSOE derechizado. Yo también lo he propuesto y comentado. Creo que es más fácil comenzar desde cero que intentar limpiar este partido, del que se han apropiado una recua de sinvergüenzas, que lo que menos les importa es el partido y la sociedad a la que deberían representar.

Solo siento pena que la historia generosa del partido en el que milité, se quede enterrada en una cuneta como los miles de socialistas que dieron la vida por él. Pero es tal la podredumbre, el clientelismo, apego a las poltronas, las conjuras y traiciones que, sinceramente, da miedo pensar a dónde pueden llegar.  Si juegan  limpio -que lo dudo, porque nadie puede ser juez y parte- y dejan que Pedro gane, le quedará por delante un trabajo colosal para limpiar tanta porquería acumulada.

RBlanco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad