Publicidad

8 de abril de 2017

Dependencia, ayuda a domicilio y copago

RBlanco

Recibo una carta de la Xunta de Galicia y mi primera reacción es de sorpresa. Comienzo a leerla y la sorpresa se transforma en cabreo.

Me dicen que ha revisado "voluntariamente" mi dependencia. Miro y veo que me mantienen el Grado II -mi minusvalía, aunque en la carta no lo menciona, es del 86%-. ¿Entonces, qué es lo que tan amable y "voluntariamente" me ha revisado la Xunta de Fejoó y Cía. Pues "amablemente" me han subido el copago por la ayuda a domicilio, pasando de pagar 88€ mínimo al mes por 26 horas, a 102€ por 21h/m -mínimo-. Y ya, si se me ocurre solicitar 45h/m tendría que pagar 220€.

Mientras, tengo un hijo discapacitado al que le dan una minusvalía del 40% para que no tenga derecho a pensión alguna. Eso sí, le dan una tarjeta muy chula para que cuando solicite empleo, si se lo dan, el empresario tenga el oportuno descuento por emplear a una persona con minusvalía.

Mi hijo no recibe ningún tipo de pensión por su minusvalía. Yo, tengo que pagar por la ayuda a domicilio. Pero al padre de Rajoy lo atienden dos personas las 24 horas al día, con cargo a la Dependencia. ¡Indecentes!

Estos son sólo dos casos -y no los peores- de los miles que que tenemos en este país de chirigota. País en el que a quien lo necesita no le dan y le dan a quien tiene los medios.

RBlanco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad