Publicidad

22 de noviembre de 2016

El tiempo corre en contra de mi hija Marta [Ciberacción]

.@ZurichSeguros, ¿por qué no pagáis la indemnización y ayudáis a mi hija en su nueva minusvalía?
Marta/ Change.org

Maite Prim
España


Nuestra hija se llama Marta. Tiene 19 años, es valiente, buena y tiene mucho sentido del humor. Hace ya 7 años, la llevamos a nuestra pediatra de la Seguridad Social porque tenía problemas que a nuestro entender no eran normales, pero nuestra doctora siempre nos comentó que no nos preocupáramos y nosotros confiamos plenamente en ella. Era nuestra Doctora, consideramos que era una buena profesional y depositamos toda nuestra confianza en ella.

Confiamos en ella cuando empezaron los vómitos y los dolores de cabeza habituales. Confiamos en ella cuando empezaron las migrañas y los mareos, su explicación fue que las migrañas eran hereditarias porque yo también las sufría. Incluso confiamos en ella cuando nuestra hija empezó a hablar y caminar de una forma extraña. Cada síntoma se transformaba en una visita a la pediatra.

En las notas oficiales la doctora escribe “viene la madre y tiene miedo de que su hija tenga una enfermedad neurológica”. Me trataba como una madre histérica, me decía que aceptara que mi hija era torpe y como solución al problema me decía que hiciera Hip-hop. Se empeñó en hacer exámenes neurológicos con simples pruebas como tocarse la nariz. Posteriormente me he enterado que esos exámenes no son efectivos para todos los tumores, sino para unos muy concretos, lo que evidentemente es una gran negligencia por no enviar a una niña a un especialista o no encargar una resonancia magnética.

El caso es que mi hija tenía un tumor benigno, que ha ido creciendo y destrozando su cerebro. Nosotros vamos a pensar siempre que cometimos un gran crimen, fiarnos de la doctora…

En la actualidad mi hija tiene todo tipo de problemas muy graves, el primero es que se ha quedado en una silla de ruedas, no puede casi hablar, le han tenido que operar ya no sabemos cuántas veces y ahora tiene una minusvalía del 76%, una parálisis facial derecha irrecuperable, una gran pérdida auditiva, visión doble y un largo etc. de problemas de salud derivados de este tumor.

Por todo ello decidimos denunciar ante el Juzgado Penal.

El médico forense del propio Juzgado de Terrassa (Barcelona) escribió que estábamos ante una clara negligencia médica; el Fiscal también afirma que es una clara negligencia médica y le pide 3 años de cárcel a la doctora.

Nosotros pensábamos que no sería necesario llegar a juicio. Que si todos los agentes de la administración nos daban la razón, pues ellos no tienen ningún tipo de interés, Zurich, la aseguradora que cubría a la doctora en el ejercicio de su profesión, accedería a pagar la indemnización, con la que podríamos darle a nuestra hija todos los cuidados que necesita.

Pero no, parece que la compañía de Seguros Zurich (Zurich Insurance) no quiere pagar, ni tan siquiera hablar con nosotros. Repito, no quieren ni siquiera hablar con nosotros para tratar de buscar una solución que pueda aliviar la situación de Marta y la de nuestra familia.

El tiempo corre en contra de Marta, mi hija se va consumiendo y necesitamos el dinero para tener acceso a otros tratamientos. La pregunta que nos hacemos es: ¿Por qué Zurich no paga si es su obligación? ¿Para qué sirve un seguro si hay que esperar años para recibir una indemnización que a lo mejor no llega a tiempo?

Esperamos que una vez su caso sea conocido y la gente descubra cómo se comporta Zurich Seguros ante un problema como el de mi hija, quizás cambie de opinión.

Necesitamos vuestro apoyo para ejercer presión a Zurich Seguros (Zurich Insurance) y sobre el Servei Català de la Salut, para que no bloqueen más tiempo el caso de Marta. Que dejen de vernos como un gasto en su abultada cuenta de beneficios conseguida gracias al cobro de todas nuestras pólizas y accedan, como mínimo, a reunirse con nosotros.


Change.org vía email

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Publicidad