Publicidad

10 de octubre de 2016

El impulso está creciendo [Ciberacción]

Yossi Cadan - 350.org

La campaña para lograr que el Vaticano retire sus inversiones de los combustibles fósiles acaba de recibir un enorme estímulo, y necesitamos de tu ayuda para seguir avanzando con este impulso.

Siete instituciones católicas de diferentes partes del mundo acaban de adoptar una fuerte postura a favor de la justicia climática, anunciando hoy que retiran sus inversiones de los combustibles fósiles[1]. Este es el mayor anuncio de desinversión realizado en conjunto por religiosos hasta la fecha, demostrando que el movimiento por la desinversión se sigue fortaleciendo alrededor del mundo.

El movimiento por la desinversión surgió de campañas impulsadas por la gente alrededor del mundo, y lo mismo sucederá con el movimiento por el retiro de las inversiones del Vaticano. Cada institución católica que retira inversiones suma a la presión para que el papa Francisco desinvierta el Vaticano.

Por ello, te pido que tomes un paso que tal vez no hayas considerado anteriormente: iniciar una campaña de desinversión en tu institución católica, sea tu diócesis, universidad, escuela, hospital u otra.


La justificación moral de la desinversión no podría ser más clara: si está mal arruinar el planeta, entonces está mal obtener ganancias de esa ruina. Esa convocatoria encontró eco en personas de todo el mundo, que respondieron a ella iniciando campañas en sus comunidades. Cientos de instituciones de todo el mundo han retirado sus inversiones de los combustibles fósiles gracias al trabajo de personas comunes que tomaron la iniciativa de organización para lograr que sus instituciones se retiren de los combustibles fósiles.

La semana pasada, datos nuevos[2] de nuestros amigos en Oil Change International destacaron la urgencia y necesidad de la desinversión de combustibles fósiles. El informe encontró que las emisiones de carbono que generan el petróleo, gas y carbón contenidos solo en los yacimientos y minas operando actualmente en el mundo, aumentarían la temperatura de nuestro planeta en más de 2°C para fines de este siglo. Sin embargo, las empresas de combustibles fósiles siguen intentando abrir nuevas reservas de combustibles fósiles. La industria de combustibles fósiles está en conflicto fundamental con un clima seguro y resulta urgente que adoptemos una fuerte postura moral en contra de ella.

El papa Francisco ya ha expresado sus inquietudes respecto del cambio climático y la industria de combustibles fósiles, y oficiales del Vaticano incluso han reconocido la convocatoria para retirar las inversiones de los combustibles fósiles. Pero hasta el momento no se han comprometido a desinvertir fondos vaticanos de los combustibles fósiles. De todos modos, no tenemos que esperar al Vaticano: cada institución católica puede demostrar el coraje y liderazgo morales de la desinversión, y necesitamos de tu ayuda para difundir ese mensaje.


Yossi en representación del equipo Desinvierte el Vaticano

Notas:


[2] Bill McKibben, Recalculating the Climate Math

350.org vía email

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Publicidad