Publicidad

5 de septiembre de 2016

Él tuvo que huir...

UNRWA: niña durante un bombardeo en Siria
Raquel de UNRWA

Una niña o un niño debería poder distinguir el sonido de la voz de su madre, de su padre, de la cuchara al tintinear mientras da vueltas a su vasito de leche. Un niño debería poder distinguir el sonido del silencio cuando, al llegar la noche, duerme en su cama. En PAZ.

Sin embargo, en Siria, nada es como debería.

Por favor, mira este video y, si puedes, pregúntate algo: ¿Tú te quedarías?

El bebé Aylan Kurdi tuvo que huir, junto a su familia. En busca de Paz, lejos de las explosiones. Hoy se cumple un año de su dolorosa muerte. Desde entonces, otras 4.176 personas han muerto o están desaparecidas en el Mediterráneo, entre ellos 423 niños y niñas. Es imprescindible parar el sufrimiento en los países de origen y garantizar vías seguras y legales.

Mientras tanto, muchos permanecen en Siria. No pueden huir.


Sólo en el último mes de julio, conseguimos dar refugio y protección a más de 3.000 refugiados en el país. Repartimos 18.452 paquetes familiares de alimentos, 7.898 mantas y 824 colchones en la zonas más damnificadas. Dimos atención sanitaria a 62.974 personas en nuestros centros de salud dentro del país. Mantuvimos nuestros colegios abiertos, para que 8.598 niños y niñas pudieran continuar su aprendizaje mientras se sienten un poco más seguros. Continuamos proporcionando agua potable donde el acceso al agua sigue siendo extremadamente difícil... Y esto fue en julio. Pero seguimos, tenemos que seguir, allí, con ellos y ellas.

En UNRWA, la misión de ayuda humanitaria más grande en Siria, no sólo apoyamos a los refugiados de Palestina, la población más vulnerable en el país. Apoyamos a todos los civiles, aquellos que nos necesitan. Y vamos a seguir allí, junto a ellos. Tanto como seamos necesarios.

Miles de refugiados en el país necesitan urgentemente alimentos, medicinas y mantas de abrigo. Además, estmaos repartiendo kits de supervivencia infantil, agua potable, atención médica..., ¿nos ayudas a seguir dándoles la ayuda que necesitan?

Te hago llegar un fuerte y solidario abrazo y mi más sincero agradecimiento por leer nuestros e.mails y por ayudarnos.

Un abrazo,

Raquel Martí

PD: Si quieres ayudar a la población de Siria hazte socio de UNRWA hoy a través de nuestro formulario seguro o llámanos al 917027059. Gracias.


UNRWAvía email

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad