Publicidad

10 de agosto de 2016

Seguir con vida: crónica de una enfermera

Nyabaled Anyong/ MSF
Médicos Sin Fronteras

Durante los últimos meses y en el marco de nuestra campaña ‘Seguir con vida’, te hemos hablado de personas que intentan sobrevivir a la violencia emprendiendo el duro camino a Europa. Ahora vamos a una zona olvidada del mundo para contarte una realidad muy similar: Sudán del Sur.

Te presentamos a Nyabaled Anyong, de 55 años. Es la memoria de la guerra de este país. En 2014 trabajaba en el Hospital Universitario de la ciudad de Malakal, al que apoyábamos dando atención médica urgente: este hospital fue destruido y saqueado.

Nyabaled huyó, cruzó el Nilo y tuvo que escapar nuevamente de los combates. La encontramos en el pueblo de Wau Shilluk, donde trabaja de nuevo como enfermera, atendiendo a otros desplazados como ella. Dice que ya no se mueve más.

¿Por qué?

"Ya no huyo, porque la gente me necesita".


Como ella, son muchas las personas que luchan por seguir con vida.

Gracias por apoyarnos y hacer posible nuestro trabajo. Si puedes, 


MSF vía email

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Publicidad