Publicidad

2 de agosto de 2016

Comunidades de la República Democrática del Congo, presionadas por una multinacional controlada por Bancos de Desarrollo, para que cedan su derecho a la tierra

Congo: Comunidades presionadas por Feronia Inc., compañía con sede en Canadá/ GRAIN
República Democrática del Congo
RIAO-RDC y GRAIN


Durante los últimos días, Feronia Inc., una compañía con sede en Canadá, cuya propiedad es en su mayoría de bancos de Desarrollo europeos y estadounidenses, ha estado presionando a las comunidades locales para que firmen un memorando de entendimiento, MOU, que respaldaría las operaciones en sus territorios de plantaciones de aceite de palma de la compañía continuadas y expandidas.

A pesar de la dura presión y la intimidación, las comunidades han rechazado el memorando y están pidiendo apoyo internacional para exigir a Feronia que respete su decisión.

Especialmente, hacen un llamamiento a los bancos o fondos de Desarrollo que tienen el control en total de más del 80% de las acciones de Feronia, para que respeten sus propias directrices internas con respecto al consentimiento libre, previo e informado de las comunidades. Las instituciones de desarrollo con inversiones en Feronia son el CDC del gobierno de Reino Unido, la Agencia Francesa de Desarrollo, AFD, y el grupo perteneciente a la misma, Proparco, de Francia, la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo, AECID, de España, la OPIC (Overseas Private Investment Corporation) de Estados Unidos, el grupo BIO Invest, de Bélgica, el grupo de inversiones DEG, de Alemania, el Banco de Desarrollo FMO de Holanda y el Secretariado Estatal de Asuntos Económicos, SECO, de Suiza.

El orden de los acontecimientos

El 8 de marzo de 2015, más de 60 jefes tradicionales y otros líderes de comunidades de todo el distrito de Yahuma, donde se situa el 90% de las plantaciones de Feronia en Lokutu, se reunieron en la localidad de Mozité para pedir la resolución de sus quejas sobre Feronia, interpuestas desde hace mucho tiempo. En una declaración afirman que la compañía nunca los consultó sobre el uso de sus tierras y no tiene derecho a estar allí.

“Exigimos, en primer lugar y sobre todo, el comienzo de unas negociaciones para reclamar nuestros derechos sobre las tierras que nos han sido arrebatadas ilegalmente durante los últimos 104 años”, afirman en su declaración. “Queremos ser compensados, y solo después podemos proceder a discutir sobre el Memorando de entendimiento”.

Desde entonces, han tenido lugar varios conflictos con Feronia, cuando la compañía ha intentado enviar a vigilantes a los territorios de las comunidades sin su consentimiento.

El 18 de julio de 2016, una delegación de autoridades provinciales y funcionarios electos de alto nivel fue enviada a Mozité para obtener el consentimiento de las comunidades con el memorando. Uno de los funcionarios electos que participó en esta delegación estaba presente en la reunión del 8 de marzo en Mozité y recibió una copia de la declaración de la comunidad.

Fuentes internas de la delegación confirman que el objetivo de la misma era asegurarse de que la comunidad diera su consentimiento para permitir a Feronia retomar las actividades de vigilancia en sus tierras. Las mismas fuentes también confirmaron que la misión fue pagada por Feronia y que la delegación fue enviada por órdenes recibidas desde Kinshasa.

En la reunión inicial con la delegación en la localidad de Mozité, las comunidades rechazaron categoricamente el memorando propuesto. Pero la delegación continuó presionando a las comunidades para que firmasen el MOU durante los siguientes días, hasta el 21 de julio de 2016, cuando las comunidades se negaron a firmar el MOU una vez más y finalmente, la delegación abandono su misión.

Las Instituciones Financieras de Desarrollo violan sus propias normas

Las Instituciones Financieras de Desarrollo, IFD, que a efectos son propietarias de Feronia tienen unas directrices que las compañías en las que invierten deben cumplir en sus negociaciones con las comunidades locales sobre la tierra. Los actuales esfuerzos para presionar a las comunidades en Lokutu para que firmen el memorando son una clara violación de estas normas.

Por lo tanto, las Instituciones Financieras de Desarrollo deberían tomar medidas inmediatamente para obligar a Feronia a respetar los derechos y demandas de las comunidades locales y que deje de presionar a dichas comunidades para que firmen el memorando. Las IFD también deben tomar medidas para garantizar la seguridad de los líderes de la comunidad que han sido intimidados a causa de su oposición a la firma del MOU con Feronia.

Feronia todavía debe responder a la clara demanda de la comunidad para que la compañía les muestre evidencias de los derechos legales que dice tener, para operar en sus tierras.

Apoyo internacional

RIAO-RDC y sus socios internacionales apoyan las demandas de las comunidades para que se los devuelvan sus tierras.

RIAO-RDC y sus socios internacionales piden al gobierno de la RDC que cumpla con sus responsabilidades y que garantice la seguridad de las comunidades afectadas y de sus líderes, que ahora están bajo amenaza de desaparición y otros actos de intimidación, y piden a la Asamblea Provincial de Kisangani que deje que las comunidades defiendan sus derechos libre y pacíficamente y que se abstenga de presionar a las comunidades para que firmen acuerdos con compañías que afectan a su control sobre sus tierras.

RIAO-RDC y sus socios internacionales están solicitando una misión internacional de investigación para que examine e informe de la situación de las comunidades que viven en la zona afectada por las operaciones de Feronia Inc. en la República Democrática del Congo.

Fuente: GRAIN
Licencia: Copia/distribución

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Publicidad