Publicidad

3 de julio de 2016

Treinta y dos mil mujeres figuran como víctimas de violencia machista en este primer trimestre del año

La estadística del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género indica que aumentan las denuncias, las órdenes de protección y las medidas judiciales de protección a los y las menores en procesos por violencia de género

España
AmecoPress


Treinta y dos mil mujeres figuran como víctimas de violencia de género en este primer trimestre de 2016, casi un 10 por ciento más que el año anterior. Así lo refleja la estadística hecha pública hoy por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género y referida al primer trimestre del año en curso, en donde destaca también el importante incremento producido en las medidas de protección a los y las menores adoptadas judicialmente en el ámbito de la violencia de género, derivado de las recientes reformas legales en la materia.

Las 33.917 denuncias presentadas suponen un importante incremento del 12 por ciento con respecto a las denuncias que se presentaron en los órganos judiciales en el mismo trimestre del año anterior, que fueron 30.293.

Asimismo aumentó en un 9,9 por ciento el número de mujeres víctimas de violencia de género ya que en el primer trimestre de 2015 fue de 29.153 frente a las más de treinta y dos mil del presente año. 22.720 mujeres víctimas eran españolas (un 71 por ciento) y 9.311, extranjeras (un 29 por ciento).

En cuanto a la ratio de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, destacan por encima de la media nacional, que fue de 13,5, las comunidades de Canarias, con una ratio de 22,8, Baleares, con 19,5 y Murcia, con 18,5, mientras que la ratio más baja se dio en Aragón, con 6,4, La Rioja, con 6,9 y Galicia y Castilla y León, con ratios en torno a 8.

Menores

En la comparativa de los primeros trimestres de 2015 y 2016, todas las medidas de protección a los y las menores han experimentado notables aumentos, destacando el 280 por ciento de incremento en la medida de suspensión de la patria potestad, el 125 por ciento en la permuta de vivienda, el 112 por ciento en las medidas adoptadas judicialmente para evitar un peligro o perjuicio para el o la menor, o el 65 por ciento de incremento en las medidas de suspensión de la guarda y custodia.

En cuanto a la suspensión del régimen de visitas, la cifra experimentó un alza del 51 por ciento, mientras que la atribución de la vivienda fue adoptada como medida de protección en un 28 por ciento de casos más en este primer trimestre de 2016 en comparación con el mismo trimestre del año anterior.

Más solicitudes y concesiones de órdenes de protección

Durante el primer trimestre del año se solicitaron 10.434 órdenes de protección en los órganos judiciales, aumentando así la cifra de 9.683 órdenes solicitadas en el mismo periodo de tiempo del año anterior.

Un total de 9.119 órdenes (que incluyen también las medidas de protección y seguridad de las víctimas) fueron solicitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer y otras 1.315 lo fueron en los juzgados de guardia.

Los órganos judiciales concedieron un 59 por ciento de las órdenes de protección reguladas en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, dos puntos porcentuales más que en 2015. Las medidas de protección y seguridad previstas en el artículo 544 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal fueron adoptadas en el 77 por ciento de los supuestos.

De las órdenes de protección solicitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer, 6.499 (un 71 %) correspondieron a mujeres españolas y 2.620, a extranjeras. 166 órdenes de protección correspondían a mujeres menores de edad, un 2% del total.

En cuanto a las órdenes de protección solicitadas en los juzgados de guardia, se acordaron 910, un 69 por ciento, manteniéndose la proporción de 75 a 25 por ciento en cuanto a la nacionalidad (española a extranjera) de las víctimas. Igualmente, un dos por ciento de las solicitudes se referían a mujeres menores de edad.

Aumentaron las denuncias presentadas por la propia víctima

Más de un 70 por ciento de las denuncias fueron presentadas por la propia víctima, directamente o a través de los correspondientes atestados policiales. Lo que supone un incremento de dos puntos con respecto al año anterior, que había sido de un 68 por ciento.

Las denuncias por intervención directa de la policía se sitúan en el 15,2 por ciento de los casos –dato similar al año anterior- constatándose una vez más las pocas denuncias presentadas por familiares, que apenas llegaron a un 1,4 por ciento del total. Cerca de un diez por ciento de las denuncias registradas en los órganos judiciales obedecieron a partes de lesiones remitidos por los servicios sanitarios y casi un 3 por ciento a denuncias presentadas por servicios asistenciales y terceras personas.

Casi un 13 por ciento de víctimas se acogió a la dispensa para no declarar

En 4.150 casos, la víctima se acogió a la dispensa legal a la obligación de declarar como testigo, prevista en el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, lo que supone un 12,96 por ciento del número de mujeres víctimas, cifra ligeramente superior al año anterior, que fue de un 12,2 por ciento

En un 64,6 por ciento de los casos (2.679) las mujeres que se acogieron a la dispensa eran españolas y en un 35,4 por ciento (1.471) eran extranjeras.

Desde el pasado año, el Observatorio sustituyó entre sus datos estadísticos la cifra de renuncias por la de víctimas que se acogen a la dispensa a la obligación legal de declarar, por entender que se trata de un parámetro más acorde a la realidad toda vez que en los procedimientos de violencia de género la Fiscalía siempre actúa de oficio, por lo que la renuncia de la víctima no lleva aparejada obligatoriamente la finalización del proceso judicial.

Incremento de las condenas

Durante el primer trimestre de 2016, los órganos judiciales españoles dictaron un total de 11.621 sentencias penales en el ámbito de la violencia de género, de las que el 63,96 por ciento (7.433) fueron condenatorias, lo que supone un incremento de casi tres puntos respecto a las sentencias condenatorias dictadas en el mismo trimestre de 2015, que representaron algo más de un 61 por ciento del total.

El mayor porcentaje de condenas se produjo en las Audiencias Provinciales, con un 88,7 por ciento, seguido de los juzgados de violencia sobre la mujer, con un 79,3 por ciento. Un 53,6 por ciento de las sentencias dictadas por los juzgados de lo penal también fueron condenatorias.

El incremento experimentado es muy significativo en el caso de las Audiencias Provinciales –donde se enjuician los delitos más graves- ya que se ha pasado de un porcentaje del 67,4 por ciento de condenas en el primer trimestre de 2015 al 88,7 por ciento en este primer trimestre de 2016.

Valoraciones de la presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona

Tras la presentación de la estadística, Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio, ha destacado “en primer lugar el importante incremento de las medidas judiciales de protección a los menores en el ámbito de la violencia de género que nos reflejan los datos estadísticos del primer trimestre de este año”.

Con respecto a esos indicadores ha señalado que “las reformas legales de los últimos meses como la Ley Orgánica 8/2015, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, que ya incluye a los menores como víctimas directas de la violencia de género, o las modificaciones del Estatuto de la Víctima, que dispone que el juez debe pronunciarse de oficio sobre las medidas civiles que afecten a los menores y su protección, han conducido, qué duda cabe, a dotar de un mayor amparo jurídico al menor”.

“Son datos que abundan en la idea de una mayor, y mejor, respuesta institucional frente a la violencia de género. En la misma línea, como tantas veces he señalado, se sitúa el aumento de condenas, dato especialmente significativo en los delitos más graves, y el incremento de las órdenes de protección concedidas por los órganos judiciales”.

“Tampoco puedo, ni debo, dejar de señalar que me preocupa que vuelva a aumentar el número de mujeres víctimas de violencia sexista y que siga siendo la propia víctima la que tiene que presentar en una inmensa mayoría de los casos la correspondiente denuncia. Me obliga a insistir en la necesidad de la colaboración y apoyo de familiares y amigos”, ha concluido.

Como presidenta del Observatorio apelo, una vez más, a un mayor esfuerzo de coordinación institucional y a una mayor implicación de toda la ciudadanía. Más de treinta y dos mil mujeres víctimas de violencia de género en un trimestre nos obligan a no permanecer estáticos y a redoblar los esfuerzos para lograr una sociedad más justa e igualitaria, libre del terrorismo contra las mujeres.

Fuente: AmecoPress
Licencia: Consultar en su web 
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad