Publicidad

19 de julio de 2016

¿Por qué no todos somos Messi?

Leo Messi está siendo la cara del verano 2016, pero en este caso nada tiene que ver con sus méritos deportivos.

España
Nueva Tribuna


Leo Messi está siendo la cara del verano 2016, pero en este caso nada tiene que ver con sus méritos deportivos. La Audiencia Provincial de Barcelona condenó la pasada semana al futbolista argentino a 21 meses de prisión y una multa de algo más de 2 millones de euros por defraudar la suma de 4,1 millones de euros durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009.

Esta sentencia, si bien no es firme, puede sentar un precedente ante los casos de posible delito fiscal que han salido a la luz en los últimos meses entre personajes públicos, y que tienen como común denominador que sus protagonistas alegan su ignorancia sobre las cuestiones tributarias, intentando descargar su responsabilidad sobre asesores fiscales o familiares.

No obstante, la condena a Messi por tres delitos fiscales, que han sido considerados como graves por el Tribunal, ha sido rechazada por su club, el FC Barcelona, que ha querido dar la cara por su estrella lanzando una campaña en las redes sociales bajo el lema #TodosSomosLeoMessi. Un eslogan que nos recuerda mucho al ‘Hacienda Somos Todos’, pero en este caso, en sentido opuesto.

En opinión de Gestha, el Barcelona yerra con esta campaña, porque no todos somos Messi, sino más bien lo contrario. La mayor parte de los españoles se esfuerza para cumplir con sus obligaciones fiscales y estar al día con Hacienda.

Un club de la talla del Barcelona, con proyección en todo el mundo, debe estar a la altura de las circunstancias y, aunque de puertas adentro apoye anímicamente a su jugador, no debe hacer apología de fraude, ya que este mensaje tiene una gran repercusión en todos los fans del equipo y del propio Messi, incluidos muchos niños y jóvenes, que pueden llegar a ver aceptable no pagar impuestos, sin ser conscientes de que el fraude fiscal es un robo al conjunto de los ciudadanos.

Por tanto, la conducta del club azulgrana, en este caso, no se puede calificar de otra manera que no sea de irresponsable, pues con un solo click han podido tirar por tierra toda la labor pedagógica que es necesaria para que los ciudadanos sean conscientes de la importancia de pagar impuestos para el desarrollo y bienestar social. No todos somos Messi, y por muchas campañas que se lancen, nunca vamos a serlo.

Fuente: Nueva Tribuna
Licencia: Creative Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad