Publicidad

10 de julio de 2016

Partidos políticos*: No dejéis a 18.000 niños sin la oportunidad de ser adoptados en España [Ciberacción]

Foto: Change.org

Susana Morales
España


Las cifras sobre adopción en España son sobrecogedoras. Hay 18.000 niños en orfanatos. Los españoles no pueden adoptar niños de 45 países en los que el resto de europeos sí pueden. Hay 120 millones de niños huérfanos en el mundo. Todo esto mientras 33.000 familias españolas esperan durante años para adoptar. España, el país más adoptante de la Unión Europea, es el que menor capacidad tiene para hacerlo, ¿alguien puede entender este sinsentido?

Soy Susana Morales, presidenta de Familias de Colores. Conozco una enorme cantidad de dolorosas historias sobre adopción. Una de ellas me llama especialmente la atención: es la historia de Noelia y Jorge. Se trata de una de las parejas españolas que lleva demasiado tiempo esperando adoptar; en concreto, seis años. Seis años de papeleos, seis años en los que se han topado con países en los que les era imposible adoptar porque España los iba cerrando. Seis años en los que tampoco han podido adoptar a ningún niño español. Seis años luchando, esperando poder formar una familia y viendo sus sueños frustrados por una injusta legislación.

Uno de los principales problemas en la gestión de la adopción en España es que muchos menores que deberían ser adoptables continúan en régimen de acogida y nuestra administración está acabando con la adopción internacional.

Sorprendente es el reparto de las partidas presupuestarias entre los diferentes destinos. Mientras que a las familias de acogida se les destina el 13% del presupuesto total, recibiendo 300 euros al mes por niño y con retrasos de varios meses en los pagos; las instituciones -muchas privadas- reciben el 87% del presupuesto restante, es decir, unos 2.500 o 3.000 por niño al mes.

Esta legislación que tanto dificultaba los procesos de adopción, y que también favorecía la concentración de niños en orfanatos, fue derogada por el gobierno hace un año al aprobarse una nueva ley que modificaría el anterior sistema de protección a la infancia y adolescencia, lo que intentaría solucionar muchas de estas situaciones.

Tristemente, esta ley lleva «parada» un año por falta de desarrollo reglamentario. Por ello, le pedimos al Gobierno que desarrolle el reglamento de esta ley para que se faciliten las condiciones de adopción, y que ponga en práctica el plan de choque que le hemos presentado las asociaciones para impulsar la adopción y el acogimiento, tanto a nivel nacional como internacional.

Noelia y Jorge decoraron con muchísima ilusión una habitación infantil para el niño que iba a llegar. Ahora, esta habitación está llena de polvo, porque hace tiempo que cerraron la puerta para no sentir más dolor. Ellos, junto con miles de familias y niños en orfanatos siguen esperando poder formar una familia, y para ello solo es imprescindible que el Gobierno tome cartas en el asunto.


Change.org vía email


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad