Publicidad

14 de julio de 2016

La carrera más dura de mi vida [Ciberacción]

Seguridad Social: no me dejéis tirado, concededme el grado de Gran Invalidez

Aitor Oroza Flores
España


Cuando traía medallas a España, todo el mundo quería fotos y ruedas de prensa conmigo. Pero ahora que necesito ayuda, me han dejado tirado.

Me llamo Aitor Oroza y es probable que me hayas visto alguna vez subido a mi bicicleta. Soy exciclista paraolímpico, cinco veces campeón del mundo y catorce veces campeón de España. Y desde hace unos meses estoy corriendo la carrera más dura de mi vida, luchando para que se me reconozca la Gran Invalidez, el grado de invalidez que me corresponde.

Nací con parálisis cerebral y un grado severo de discapacidad, pero eso nunca me ha impedido perseguir mis sueños. A los 18 años cogí la bici y no la solté durante más de 15 años de carrera en la alta competición, llegando a ser considerado deportista de alto nivel. Cuando el año pasado estuve de baja por un degaste de cadera debido a mi trabajo, que además de ciclista, era monitor deportivo empezaron los problemas: la Seguridad Social sólo me reconoce la Discapacidad Absoluta. De hecho, empezaron concediéndome sólo la total, pero tras montar un poco de ruido en medios y empezar esta petición, rectificaron.

Mi grado de discapacidad antes de trabajar era del 67,5% y ahora me la han subido al 76% con ayuda a tercera persona. Es obvio para cualquier que me conozca que requiero la ayuda de esa tercera persona: para mi aseo personal, para vestirme, para poder salir a la calle... para llevar una vida digna, en definitiva. Sin embargo, la Seguridad Social no lo ve así: aduce que mi discapacidad es de nacimiento, por lo que le me reconoce únicamente la Invalidez Absoluta, lo que me da derecho al cobro de 635 euros al mes. Una suma con la que cualquier persona en mi situación no puede vivir.

Efectivamente, el desgaste de cadera que padezco es de nacimiento, pero se ha visto agravado por los 15 años. Un empeoramiento del desgaste de cadera a una persona normal es de un 10 por ciento; en mi caso no es de un 10 por ciento, es de un 90 por ciento. Lo saben bien los médicos que me han tratado.

Mis amigos me dicen que luche contra esta injusticia. Pero no puedo hacerlo sin ayuda. Por eso he iniciado esta petición, para denunciar mi caso y la de tantos otros ciudadanos y ciudadanas a las que se les niega el grado de discapacidad que les corresponde por derecho.

Con mucho esfuerzo y gracias al apoyo de mi familia, mis amigos y mis compañeros de equipo gané cinco campeonatos del mundo. Por eso sé que si reúno miles de apoyos en esta petición podré ganar también esta batalla. Muchas gracias por tu ayuda.

Change.org vía email

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad