Publicidad

20 de julio de 2016

Juicio contra Femen

Hoy* se celebra en juicio donde 5 activistas serán sentadas en el banquillo de las acusadas por haberse atrevido a defender la ley que establece el derecho de las mujeres al aborto en España
España: Femen activistas/ AmecoPress

Madrid, España
por Gloria López/ AmecoPress


Femen se enfrenta a su primer juicio en España. Cinco activistas han sido acusadas por delitos de desórdenes públicos, resistencia a la autoridad, exhibicionismo y contra los derechos fundamentales por irrumpir en una manifestación contra el aborto realizada en 2013 en Madrid.

Se trata del primer juicio contra activistas de Femen en España después de que el Juzgado lo aplazara por primera vez el 25 de mayo y por segunda vez el 27 de junio. La Fiscalía pide una multa de 1.800 euros y nueve meses de prisión y la Asociación Enraizados en Cristo y en la Sociedad, siete años. Todo por interrumpir una marcha antiaborto, convocada por el colectivo Derecho a Vivir, que se celebró en Madrid el 17 de noviembre de 2013. Un mes antes el Gobierno había aprobado el anteproyecto de la ley del aborto más restrictiva de la democracia, la conocida Ley Gallardón, que finalmente no vio la luz. Femen manifestó a través de sus procedimientos habituales –pechos desnudos, lemas llamativos- su desacuerdo con la reforma del aborto que quería imponer el Partido Popular y defendió el derecho al aborto.

En una entrevista con AmecoPress, Lara Alcázar, líder de Femen en España, explicaba la metodología de la organización: el sextremismo, una forma de lucha feminista que usa el desnudo de las mujeres como arma política, con un eslogan pintado en el cuerpo, muy claro, y que se mete dentro del espacio público de forma directa y radical.

Es lo que ella misma hizo aquel 17 de noviembre de 2013: interrumpir en la manifestación con el torso desnudo y gritando lemas como “aborto es sagrado” o “mi cuerpo, mis normas”. ¿Por qué el aborto es sagrado? “El contexto de ese eslogan fue una protesta contra una ley propuesta por un ministro conservador y muy religioso, que había repetido una y otra vez que el derecho a la vida (del feto) era sagrado. Pero ¿nuestro derecho a la vida, qué? ¿el derecho a decidir? El hecho de que las religiones se apropien del significado de la palabra sagrado me parece cuanto menos pretencioso, porque sagrado también significa que es inquebrantable e inviolable. A nosotras nos parecía que el derecho a decidir no se podía violar, ni romper de esa manera”, piensa Lara.

Varios de los asistentes a la manifestación se enfrentaron a las activistas, a las que rociaron con un aerosol rojo y las acusaron de “abortistas terroristas”, hasta que fueron reducidas por la policía, no sin recibir agresiones y sin resistirse, evidentemente. En todo momento, según las acusadas, la acción fue pacífica. Las imágenes pueden verse en el siguiente enlace. Por estos hechos la Fiscalía pide nueve meses de prisión y una multa de 1.800 euros y les acusa de un delito de desórdenes públicos y otro de resistencia a los agentes de la autoridad. La Asociación Enraizados en Cristo y en la Sociedad, representada por Abogados Cristianos, añade los delitos de exhibicionismo y contra el ejercicio de los derechos fundamentales. Por todo ello pide hasta siete años de cárcel para las acusadas.

Las activistas querían también denunciar la injerencia de la religión y de la moral conservadora en políticas y leyes que afectan al conjunto de la sociedad y en especial a las mujeres. “Las religiones, especialmente las religiones monoteístas, son sistemas que parten de la figura de un hombre, de un dios-padre y, a partir de esa figura masculina, organizan todo y sientan la base de todo un sistema patriarcal que luego ha sido reforzado por otras instituciones y organismos. Desde su punto de vista, la mujer ha sido traída al mundo para servir al hombre. ¿Cómo voy a ser sierva de un dios, cómo voy a hacer caso de esta estructura?”, opina Lara.

Carta abierta de Femen

Carta abierta de Femen España pidiendo la libre absolución de las activistas imputadas por los cargos en su acción a favor del derecho a decidir:

El día 17 de Noviembre de 2013, Femen realizaba una acción pacífica en apoyo al derecho a decidir de las mujeres sobre su cuerpo. Una protesta simbólica a favor de la despenalización del aborto por la que ahora cinco mujeres enfrentan cargos de desórdenes públicos y resistencia a la autoridad.

Desde Femen queremos reiterar la importancia del libre derecho a expresarnos, siempre de manera pacífica y desde el uso político, y no sexualizado, de nuestros cuerpos. Porque junto a nuestra voz, son nuestras herramientas para protestar contra aquellos temas que consideramos injustos, para visibilizar la amenaza sobre nuestros derechos”, ha explicado la organización en una carta.

En este caso, Femen, bajo el lema ‘Aborto es sagrado’, emprendió una campaña a favor del derecho al aborto, del derecho a decidir libremente sobre la maternidad. Nuestro objetivo al lanzar este mensaje dentro de la manifestación ese día era el de reflejar un conflicto político-social que se estaba dando en ese momento, con motivo de reforma sobre la ley del aborto presentada por el Partido Popular. “Por ello, entendemos que nuestra acción es un uso de la libertad de expresión, donde buscábamos transmitir un mensaje de apoyo a la ley 2010 que despenaliza totalmente el aborto y lo entiende como un derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos”, afirma el texto que ha sido firmado por numerosas personas y organizaciones como CIMA (Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales), Fórum de Política Feminista o el Partido Feminista entre otras.

Femen es un movimiento feminista que lucha por los Derechos Humanos y de las Mujeres pacíficamente en todo el mundo.

*Ayer, 19.

Fuente: Ameco Press
Licencia: Consultar su página web

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad