Publicidad

28 de julio de 2016

Fuerza Nacional convocada para contener conflicto en la Amazonia

Brasil
Renata Martins – Reportera de Rádio Nacional da Amazônia


La Fiscalía Federal solicitó al Ministerio de Justicia enviar la Fuerza Nacional de Seguridad a la región de Mata Preta, perteneciente a la ciudad de Anapu, estado amazónico de Pará. La solicitud fue presentada por la fiscal federal de Derechos de los Ciudadanos, Deborah Duprat.

La medida tiene la intención de contener el conflicto agrario en la región, ya que denuncias enviadas a la Defensoría del Pueblo para temas agrarios informan que hombres armados están desalojando a familias que ocupan terrenos de la Gleba Pública Federal Bacajá.

Según relatos de los trabajadores rurales, los conflictos se agudizaron cuando un hombre que reivindica la propiedad de la tierra la revendió a otras dos personas que tratan de retirar a los trabajadores rurales sin ninguna orden judicial que determine la reintegración.

Hace once años, en la misma región, la misionera estadounidense Dorothy Stang fue asesinada debido a conflictos por tierras.

Seguridad permanente

El miércoles, el juez Gercino José da Silva Filho, defensor popular agrario nacional, y el fiscal federal Felício Pontes participaron en una reunión en la sede del Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra) para discutir la tensión en Anapu. Ellos pedirán a la Secretaría de Seguridad Pública de Pará que una fuerza de policía permanezca en la región para garantizar la seguridad hasta que se contenga el conflicto.

El martes (26) por la noche, Gercino Filho se trasladaba a Mata Preta cuando encontró a personas que habían sido expulsadas del lugar. Por temor a represalias a las familias que permanecieron, el grupo pidió que la Patrulla Rural y la Defensoría Popular solo fueran a la región cuando una fuerza policial pudiera permanecer. Según los trabajadores, después de la inspección realizada la semana pasada por la Defensoría, las amenazas y agresiones se intensificaron.

El fiscal Felício Pontes cree que, como las amenazas vienen de presuntos pistoleros contratados por un hacendado contra los trabajadores rurales, es necesario que la comisaría de policía especializada en conflictos agrarios, de la ciudad de Marabá, se desplace a la región. “Para que no tengamos que actuar, como las otras veces, después de que alguien haya muerto”, dijo el fiscal.

Traducción: Leonardo Vieira

Fuente: Agência de Brasil
Licencia: Creative Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad