Publicidad

29 de julio de 2016

“Dramática” situación de la sanidad pública gallega bajo el Gobierno de Núñez Feijóo

Núñez Feijóo/
Wikipedia
-CC BY 2.0
Este informe fue publicado por Nueva Tribuna el 16 de Diciembre de 2015. Acabo de verlo y creo que dado su interés, es coveniente publicarlo.

La penúltima vez que estuve ingresada, uno de los enfermeros que me atendió, me comentó que realmente los gallegos y gallegas desconocíamos el nivel de privatización de la sanidad pública  gallega. Y no hablaba sólo de los conciertos con hospitales privados, sino también de la cantidad de servicios hospitalarios privatizados. Escatimando recursos a la sanidad pública para transferirlos a  las empresas privadas.

RBlanco

INFORME SOBRE LA SANIDAD PÚBLICA GALLEGA
La Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública (AGDSP) analiza punto por punto los principales problemas de la sanidad en Galicia y los procesos de privatización del PP.

Nueva Tribuna

“El gobierno presidido por Núñez Feijóo está aplicando, desde su llegada al poder en Galicia el año 2009, una estrategia diseñada para desmantelar la Sanidad Pública y generar espacios de negocio para las empresas privadas a expensas del dinero público. En estos últimos años el gobierno gallego aplicó una severa reducción de los presupuestos sanitarios e hizo recortes profundos en la dotación de personal y camas hospitalarias; paralizó el Plan de Mejora y desmanteló la Atención Primaria; aplicó medidas privatizadoras en los hospitales así como en muchas áreas sanitarias que pasaron a manos privadas; también han previsto implantar las Unidades de Gestión Clínica que pondrían a disposición de las empresas la actividad asistencial, el núcleo duro de la sanidad”.

Así de contundente se pronuncia la Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública (AGDSP) en un informe remitido a los medios en el que tacha de “dramática” la situación de la sanidad pública gallega.

1.- Reducción del presupuesto sanitario público: Representa el 30.4% del gasto público de la CCAA. Bajaron el presupuesto sanitario un 18.3% desde 2009, y un 10.2% respecto al año pasado. Galicia es la CCAA que hizo el recorte más severo. La mayor reducción la aplicaron en Atención Primaria (AP) con un 22.3% menos que en el año 2009. Respecto al año pasado la reducción es de 25.3%. El recorte fue mucho menor en el nivel hospitalario (un 0.2% de recorte respecto a 2009, y un crecimiento de un 2.9% respecto al año pasado).

Este diferencia deja claro que el gobierno de Núñez Feijóo apuesta por potenciar el modelo hospitalocéntrico y el uso intensivo de alta tecnología (Galicia ya es la CCAA que más RMN realiza); esto beneficia a las multinacionales farmacéuticas y de la tecnología sanitaria, en detrimento de las actividades de prevención y promoción de la salud que deben realizarse en AP (segundo las recomendaciones de la OMS).

2.- Recortes de personal: Esta partida representa el 34.5% del gasto sanitario, que es un 24,5% inferior a la media estatal; esto sitúa a Galicia en el penúltimo lugar del Estado, solo superada por Catalunya. El año pasado Galicia fue la CCAA que más recortó en el capítulo de personal, un 30.67%, frente a una media del 7.9% del Estado. Esta reducción afecta a los trabajadores sanitarios, con descensos brutales en plazas y salarios y aumento de la precariedade laboral. La partida de personal bajó un 21% desde 2009: pasó del 43.15% del total del gasto sanitario al 34.5% en este año.

En total Galicia perdió 1.795 plazas en la Sanidad Pública (1.154 en AP y 641 en los hospitales). Eliminaron 513 plazas de medicos: 392 en AP (69.2%) y 121 en hospitales (30.8%). Recortaron 184 plazas de enfermería hospitalaria y 1.121 plazas de personal no sanitario: esto es consecuencia de la cesión de servicios a empresas privadas que tienen personal propio. Muchas tareas realizadas por empleados públicos pasan ahora a ser desarrolladas por las empresas concesionarias (central de llamadas, logística, mantenimiento, cocina, etc).

Estas medidas de recorte tan extremas producen una merma en la calidad asistencial e incluso representan un riesgo para los pacientes. Sabemos que el personal sanitario no puede ser sustituido por máquinas, y hay evidencias contundentes de que la reducción del personal de enfermería en los hospitales por debajo de cierto nivel se asocia a incrementos de la mortalidade hospitalaria.

3.- Recorte en camas: Entre 2010 y 2014 eliminaron 447 camas hospitalarias públicas en Galicia. Pasamos de 8.010 a 7.563, a pesar del elevado y progresivo incremento de las listas de espera y de la congestión permanente de los servicios de urgencias.

4.- Suspensión del Plan de Mejora de AP: En el Plan de Mejora de AP impulsado por el gobierno progresista (2005-2009) estaba prevista la construcción de nuevos Centros de Salud y la creación de plazas de personal. De los 66 centros previstos sólo se plantea la construcción de siete. También dejaron de crear plazas de sanitarios, lo que representa la pérdida de 193 plazas de Medicina de Familia y 385 de enfermería.

5.- El desmantelamiento y la privatización del Sistema:

-Privatización de hospitales:

*Para la construcción del nuevo hospital de Vigo (H. Álvaro Cunqueiro) utilizaron el modelo de Colaboración Público-Privada, lo que representa un incremento en el coste, que pasa de 450 a 1.400 millones de euros, al tiempo que redujeron las camas operativas (de 1.230 a 850), recortaron los quirófanos en un 31.4%, las camas de UCI en un 25.5%, la superficie de Urgencias en un 55.5% y los servicios de Radiología en un 45%. La empresa concesionaria, con la complicidad del Sergas, recortó en servicios, consultas, superficies, equipamentos, calidad de los materiales, en los accesos y en las plazas de aparcamiento (que deberán pagar tanto trabajadores como usuarios). El hospital, desde su apresurada inauguración, acumula problemas y conflictos, que ponen en riesgo la calidad de la atención, la actividad asistencial e incluso la seguridad de los pacientes.

*La Xunta ya licitó, por tercera vez, la ampliación y gestión privada del hospital de Ourense (CHOU, que dirige una prima de Núñez Feijoo), y mejoró las condiciones a la empresa concesionaria -integrada por ACS, Indra y La Caixa-, en 41 millones de euros. También adjudicó la ampliación del hospital de Salnés a la multinacional Cofely-Suez que, junto con La Caixa, posee el fondo de inversion “Hisusa holding”, que es propietario de la aseguradora Adeslas.

-Renovación del concierto singular con el hospital privado Povisa de Vigo, que presta atención a casi 140.000 personas del área (Península de Morrazo, Valmiñor y polígono de Coia en Vigo). Por la utilización de 403 camas en este hospital el Sergas paga un impuesto anual de 75 millones de euros (después de la última renovación y mejora del concierto, firmado cuando era consejera Rocío Mosquera, que fue alto cargo en la empresa propietaria de Povisa).

-Privatización del Laboratorio Central de Galicia, que fue adjudicado a una UTE integrada por Laboratorio Cerba, Laboratorio Lema y Bandín. Esta empresa realizará más de 600 pruebas analíticas y genéticas, a expensas del desarrollo de los laboratorios de los hospitales públicos (que podrán cerrar progresivamente como en Vigo) y de sus profesionales. Esta decision pone a disposición de una multinacional datos muy sensibles de la población gallega (como el VIH y otras enfermedades).

-Continuidad de la empresa de gestión privada Galaria S.A., con lo que incumplen el compromiso del Sergas de rescatar los servicios asistenciales como la Radioterapia, la Medicina Núclear/PET y la Resonancia Magnética (RMN) para integrarlos en el nuevo hospital. El propio Consello de Contas ha denunciado el abuso de exploraciones de TAC y RMN (la tasa de RMN supera en un 50% la media del resto del Estado).

-Privatización de la alta tecnología por medio de la figura del “socio tecnológico”. Esta modalidad de contratación permite que las mismas empresas que fabrican los aparatos tecnológicos puedan controlar cuales son los equipos que deben adquirir los hospitales, fijar su precio e incluso decidir donde se ubican. Esta entrega a manos privadas del control de la tecnología hospitalaria puede tener consecuencias severas para la sostenibilidad del Sistema (la tecnología provoca un enorme incremento del gasto sanitario) y para la salud de la población (la gestión mercantilista de estos medios provoca una sobreutilización de los mismos, con una repercusión negativa por los efectos yatrogénicos). Este modelo de contratación ya llevó a una inversion de 88 millones de euros en la compra de nuevas RMN, cuando bastaría con sustituir los equipos actuales cambiando el software (mucho más barato).

-Privatizacion de la investigación, por medio de los Institutos Biomédicos de Investigacion de los hospitales públicos del Sergas. Estos Institutos se acogen al modelo empresarial, son participados y cogestionados por la multinacional farmacéutica Janssen (Johnson&Johnson). De este modo las empresas privadas, además de conseguir beneficios económicos, controlan y dirigen la investigación, y tienen acceso a datos genéticos y otras informaciones sensibles sobre la salud de la población gallega. El Sergas le adjudicó fondos a la Fundación Ramón Domínguez, para ampliar el laboratorio ubicado en el hospital de Santiago (CHUS), por un total de 1.2 millones de euros. Esta fundación es de gestión privada y tiene personalidad jurídica propia (está integrada por la Fundación IDI-CHUS, Fido-Xeral Calde, la empresa farmacéutica Jhansen, la Fundación de Medicina Genómica y la farmacéutica Biogen ID).

6.-Externalización-privatización de recursos y servicios estratégicos del Sergas a empresas multinacionales y fondos de inversion. Haremos un repaso telegráfico de las distintas áreas de actividad que fueron entregadas a manos privadas por el gobierno de Núñez Feijóo, la mayoría de ellas mediante concesiones a largo plazo, lo que puede dificultar su retorno a dominio público cuando haya un cambio de gobierno.

-Servicio de ambulancias: fue adjudicado por 236 millones de euros (a pagar en cuatro años) a la UTE Ambulevante, empresa valenciana a la que Fabra (ex-presidente de Valencia) también le entregó este negocio, y que está denunciada por su vinculación con el PP.

-Historia clínica electronica (Ianus): concedida a Indra, empresa que fue privatizada por Aznar y Rato. Esto supone dejar en manos privadas todos los datos sanitarios de la población gallega.

-Telecomunicaciones, cedidas a Telefónica (por 28 millones de euros), empresa ahora gobernada por La Caixa, BBVA y Bankia.

-La Plataforma Electrónica, cedida a Netaccede, fondo de capital riesgo creado en 2009, impulsada por ex-altos cargos de la Xunta y Caixanova, y gestionada por un directivo que proviene de la auditora Deloitte.

-El teléfono de cita previa, también fue adjudicado a Netaccede.

-El servicio de suministro y logística fue entregado, por 88 millones de euros, a la empresa Severiano Servicio Móvil (que el año 2004 custodiaba las historias clínicas del CHOP en una nave industrial sin licencia, y que ardieron en un incendio por carecer de medidas de seguridad, quedando el hospital sin documentación clínica).

-El mantenimiento de los equipos sanitarios fue adjudicado a la empresa zaragozana Ibérica de Mantenimiento S.A.

-La gestion de la limpieza y energía fue entregada al Grupo Norte, vinculado a la inmobiliaria Martinsa-Fadesa, (quebrada en 2008, que fue una de las principales causas del desplome de Novagalicia Banco).

-El servicio de catering de los hospitales, adjudicado la Mediterránea-Arturo, propiedad del fondo de inversion Portobello (Banco de Santander, BBVA, CAM/Sabadell, Bankia) y de Arturo Fernández (vicepresidente de la CEOE, imputado en el caso Bankia, acusado de defraudar a Hacienda, de pagar a los trabajadores en dinero negro y del uso de las tarjetas black como consejero de Caja Madrid).

-Los servicios de protección radiológica fueron cedidos a General Electric: de esa manera la misma empresa que fabrica los equipos es la que realiza el control de calidad.

-La esterilización de instrumental medico y quirúrgico: el gobierno de Núñez Feijóo tiene prevista su adjudicación por un período de 12 años y a un coste de 160 millones de euros. De llevarse a cabo supondría, además de un grave riesgo de incrementar las infecciones nosocomiales, una severa reducción de puestos de trabajo públicos por la desarticulación de los servicios existentes, que funcionan con un elevado nivel de calidad.

-Centros de Salud móviles, pendientes de adjudicar. De llevarse a cabo supondría un escalón más en la privatización y el desmantelamiento de la Atención Primaria.

-Teleasistencia domiciliaria: tienen contactos con R Comunicaciones (empresa inicialmente gallega, hoy vendida por NGB al fondo de inversión CVC-Capio).

-También cedieron al sector privado las contratacions públicas del Sergas. Transfirieron esta actividad a la Plataforma Electrónica Vortal Connecting Bussines, constituida por grandes empresas tecnológicas y de gestión de recursos humanos, especializadas en dispositivos electrónicos para controlar la productividad de los trabajadores. Esta Plataforma está participada por Microsoft, Telefónica e Indra, que también gestionan la teleasistencia, la receta electronica y la historia clínica electrónica. Esto supone que estas tareas propias de la función directiva, que deberían estar estrictamente controladas por el Sergas y la Consellería, pasan a manos de empresas multinacionales y fondos de inversion (muchos de ellos radicados en paraísos fiscales). De este modo vacían de contenido a las actuales estructuras directivas y entregan la gestión estratégica del Sistema sanitario público de Galicia la manos privadas.

7.- Las Unidades de Gestión Clínica (UXC): el próximo paso hacia la privatización del Sistema sanitario público. De esa manera pretenden convertir los Centros de Salud y los Servicios hospitalarios en empresas con autonomía de gestion, presupuestos propios y capacidad para beneficiarse de los ahorros conseguidos en personal, material o actividad asistencial. Estas UXC pueden abrir la puerta al mercado, a la gestion privada y a la laboralización del personal. La empresa selecionada por la Xunta para auditar la implantacion de las UXC es la agencia de calidad europea EFQM, que está presidida en España por el responsable de PwC (IBM), la empresa que almacena el mayor número de datos sanitarios y no sanitarios a nivel mundial.

Resulta evidente, a la vista de lo relatado, que el principal objetivo del actual gobierno de la Xunta es desmantelar la Sanidad Pública gallega. Esta privatización, realizada con prisa pero con la mayor cautela, deja una severa hipoteca para el país y los gobiernos futuros, que deberán asumir el compromiso con las empresas a las que adjudican concesiones a largo plazo. Esta forma de actuar no es inocente y responde a una estrategia, que ejecutan con todo rigor. Es necesario desalojar al PP del gobierno de la Xunta para detener esta demolición planificada de los servicios públicos.

Fuente: Nueva Tribuna
Licencia: Creative Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad