Publicidad

15 de julio de 2016

Cruz Roja alerta de la situación en Yuba, Sudán del Sur

Vista aérea de Yuba, Sudán del Sur/ Foto: USAID

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) sigue con profunda preocupación la situación humanitaria, al cabo de varios días de enfrentamientos armados en Yuba, Sudán del Sur.
Estamos particularmente preocupados por la población civil y las personas heridas en los enfrentamientos. Las lluvias intensas han empeorado aún más la situación para los desplazados.
elmercuriodigital.es

El lunes por la mañana, los equipos de la Cruz Roja de Sudán del Sur lograron recorrer algunas zonas del centro de Yuba, seguidos por la tarde por los equipos del CICR, quienes sólo pudieron acceder a siete lugares en una parte pequeña de la ciudad a fin de intentar evaluar la situación humanitaria.

Como medida paliativa inmediata, pudimos suministrar asistencia urgente a las personas que debieron desplazarse o resultaron heridas durante los enfrentamientos recientes, como se resume a continuación.

Personas desplazadas
Proporcionamos asistencia alimentaria (como sorgo, frijoles, sal, azúcar y una mezcla alimentaria de maíz y soja) para cubrir las necesidades entre tres y seis días para:
- cerca de 100 pacientes, familias y colaboradores, así como civiles (en su mayoría, mujeres y niños) que se refugiaron en el Centro de Rehabilitación Física en Yuba apoyado por el CICR;
- más de 100 personas, principalmente mujeres y niños, alojadas en las instalaciones de la Cruz Roja de Sudán del Sur;
- aproximadamente 3.000 personas alojadas en la Parroquia San José;
- 500 personas hospedadas en las instalaciones de la Catedral Anglicana.

Personas heridas y fallecidas
- Suministramos insumos sanitarios y medicamentos esenciales al Hospital Escuela de Yuba y al Hospital Militar de Yuba para asistir a los heridos.
- Participamos en la gestión de restos mortales en colaboración con la Cruz Roja de Sudán del Sur.

Prioridades
En colaboración con la Cruz Roja de Sudán del Sur, el CICR ampliará aún más sus operaciones de socorro si las condiciones de seguridad así lo permiten. Esto conlleva dar prioridad a las necesidades inmediatas de las personas heridas, enfermas y desplazadas, así como a la gestión de los restos mortales. Estamos trabajando en nuestra planta de tratamiento de agua en el Nilo a fin de que entre en servicio lo antes posible, para suministrar agua potable a la población afectada.

Mientras la seguridad de nuestros colaboradores permanece entre las prioridades, mantenemos nuestro compromiso de responder a las necesidades humanitarias de las personas afectadas por los enfrentamientos recientes en Yuba.

Actualmente, mantenemos nuestras actividades operacionales en el resto del país. En Wau, por ejemplo, además de alimentos, refugio y asistencia de salud para las personas desplazadas en zonas urbanas y rurales luego de los enfrentamientos que estallaron hace dos semanas, facilitamos más de mil llamadas telefónicas para que las personas restablecieran el contacto con sus seres queridos. También mantenemos nuestro apoyo a los Hospitales de Maiwut y Kodok.

Fuente: elmercuriodigital.es
Licencia: Creative Commons


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad