Publicidad

6 de julio de 2016

¡Buenas noticias!

Fadi Mansour con su familia./ Foto: Amnistía Internacional
Amnistía Internacional España

La situación de las personas refugiadas en Europa y en Turquía sigue siendo una de nuestras principales preocupaciones. No obstante, también hay algunas buenas noticias que hoy me gustaría trasmitirte.

Como el caso del refugiado sirio Fadi Mansour, en la foto, reunido por fin con su familia en Melbourne (Australia).

Fadi Mansour había pasado más de un año detenido arbitrariamente en condiciones inhumanas en la sala de 'pasajeros problemáticos' del Aeropuerto Atatürk de Estambul. Amnistía Internacional pidió por primera vez que lo dejaran salir en libertad del aeropuerto en diciembre de 2015, e hizo una amplia campaña sobre su caso en torno a la fecha del aniversario de su detención en el aeropuerto, el 15 de marzo, atrayendo la atención de los medios de comunicación sobre su situación. El 19 de marzo, Fadi Mansour fue transferido al centro de expulsión de Adana en el sudeste de Turquía. Su abogado recurrió contra esta detención administrativa continuada ante el Tribunal Administrativo de Adana. El tribunal aún no había decidido sobre el caso cuando la semana pasada se le concedió a Fadi Mansour un visado especial mundial por razones humanitarias.

El 13 de junio, durante una conversación telefónica con Amnistía Internacional, Fadi Mansour expresó lo feliz que se sentía de estar por fin en libertad y dio las gracias a todas las personas que enviaron llamamientos al gobierno turco para conseguirlo.

Muchas gracias por ayudar a Fadi y a tantas otras personas a recuperar lo que nunca debieron haber perdido: su libertad.

Un fuerte abrazo,

Esteban Beltrán
Director Amnistía Internacional Sección Española


Amnistía Internacional vía email


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad