Publicidad

26 de junio de 2016

Mujeres migrantes refuerzan su lucha contra separación familiar

Fallo judicial que avala deportaciones en EU no las detendrá
Migrantes

Estadodo Unidos
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Cristina Acuña Roeder y Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Cimacnoticias, Ciudad de México

Mujeres activistas y migrantes criticaron la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos, de impedir los programas que impulsó en 2014 el presidente Barak Obama a favor de las personas migrantes sin documentos, y advirtieron que esto no detendrá su lucha contra la separación familiar.

Ayer, la Corte Suprema de EU aprobó la cancelación de dos acciones ejecutivas impulsadas por Obama en noviembre de 2014 a favor de la población migrante sin documentos de estancia legal: la Acción Diferida para Padres de Estadounidenses (DAPA), y la expansión de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA+, ambas por sus siglas en inglés).

La decisión de la Corte confirmó el veredicto que un tribunal menor emitió previamente para obstruir los programas que ayudan a las madres y padres de personas residentes legales o nacionalizadas estadounidenses, y extender el apoyo a las y los inmigrantes que llegaron a EU desde la infancia.

De acuerdo con el Departamento de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EU (USCIS, por sus siglas en inglés), el DAPA es un programa de trabajo temporal para quienes tienen hijas o hijos con ciudadanía estadounidense o son residentes legales, y que intentaba conceder protección contra la deportación a ciertos padres y madres migrantes sin documentos mediante un permiso laboral hasta por tres años, siempre y cuando hayan vivido en el país vecino desde enero de 2010 y se sometan a una verificación de sus antecedentes.

El otro programa, DACA, evita la deportación y brinda permisos de trabajo temporales (por dos años) para jóvenes que llegaron desde la infancia a EU.

Ambos programas fueron suspendidos por un juez federal desde febrero de 2015, informó el USCIS.

Al respecto, las integrantes de la campaña estadounidense We Belong Together (Nos Mantenemos Unidas) –conformada por activistas y mujeres migrantes– informaron en un boletín que la decisión de la Corte bloqueó las acciones ejecutivas que emprendió el gobierno de EU en apoyo a la población inmigrante.

Las mujeres se dijeron decepcionadas con la decisión, ya que los programas habían sido diseñados para brindar “alivio” contra la deportación de cerca de 5 millones de migrantes irregulares.

Apuntaron que no sólo crea confusión legal, sino que obliga a las personas inmigrantes a seguir viviendo con el miedo de que sus familias sean separadas, además de que el fallo mantiene el bloqueo a las acciones ejecutivas del presidente Obama en el tema.

La codirectora de We Belong Together, Andrea Cristina Mercado, dijo en el boletín que “las mujeres inmigrantes que valientemente lucharon por las acciones del Ejecutivo están profundamente decepcionadas, pero no serán disuadidas de su activismo por un fallo con motivación política y jurídicamente erróneo.

“Durante años, las mujeres indocumentadas participaron en desobediencias civiles, compartieron sus historias públicamente y marcharon reclamando justicia con el fin de presionar a la administración para obtener alivio para nuestras comunidades. Su valor y fortaleza continuarán a pesar de este contratiempo”, abundó Mercado.

Según la información de We Belong Together, Ana Cañenguez, líder comunitaria de la organización DEAMers Moms en el estado de Utah y una posible candidata para el DAPA, declaró: “Mi corazón se encuentra triste al enterarme de la decisión de la Corte Suprema. Después de haber huido de la violencia en mi país de origen y de vivir en Estados Unidos desde hace casi 10 años, mis cinco hijos y yo seguiremos viviendo con el temor de ser deportados y que nuestra familia pueda ser separada”.

Agregó: “Pero la lucha no ha terminado. Las mujeres indocumentadas como yo seguirán organizándose hasta que nuestros hijos puedan ir a dormir sin preocupaciones de que seremos llevadas lejos de ellos durante la noche. Vamos a seguir organizando para proteger a todas nuestras familias”.

MOVILIZACIONES

La campaña We Belong Together es encabezada por la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar y el Foro Nacional de Mujeres Asiático y Pacífico Americanas, y tiene como fin movilizar a más migrantes a favor de políticas públicas que mantengan unidas a las familias y empoderen a las mujeres.

Desde el pasado 18 de abril, la población migrante en EU se movilizó en Washington –la capital del país– para que la Corte permitiera la continuidad de los dos programas migratorios, ya que –dijeron entonces– favorecen la reunificación familiar.

Según datos del estadounidense Instituto de Política Migratoria, 44 por ciento de la población mexicana irregular en EU es elegible para ser beneficiaria de ambas acciones, lo que tendría un impacto positivo para evitar la separación de las llamadas familias trasnacionales.

DACA y DAPA constituyen las únicas políticas de reunificación familiar actualmente en EU. Barack Obama lamentó la decisión de la Corte Suprema durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, y afirmó que el sistema de inmigración en su país sigue “roto”, reportaron medios estadounidenses.

“Todo el mundo está de acuerdo en que nuestro sistema de inmigración ha estado roto por muchos años. El fallo de la Corte (…) nos ha retrasado aún más y nos ha alejado del país que aspiramos ser”, dijo Obama.

Los programas del mandatario saliente tendrían que ser implementados por el próximo gobierno, señalaron analistas.

Por su parte, Hillary Clinton, la eventual candidata demócrata a la presidencia de EU, también se declaró insatisfecha por la decisión de la Corte Suprema vía Twitter.

Su contraparte republicano, Donald Trump –caracterizado por su discurso xenófobo y antiinmigrante– aplaudió en redes sociales la decisión judicial por “mantenerlos seguros (a los estadounidenses)”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad