Publicidad

22 de junio de 2016

Enjuician a diputado brasileño por incitar a la violación

André Richter – Reportera de Agência Brasil

El Supremo Tribunal Federal (STF) aceptó hoy (21) una denuncia presentada por la Fiscalía General de la República (PGR) y una demanda judicial interpuesta por la diputada federal Maria do Rosário contra el también diputado federal Jair Bolsonaro, que tras la decisión se convirtió en reo ante esa corte por los delitos de apología a la violación e injuria.

En un discurso que pronunció el 9 de diciembre de 2014, durante una sesión plenaria de la cámara baja, Bolsonaro afirmó que no violaba a la diputada Maria do Rosário porque ella “no lo merecía”. Al día siguiente, el parlamentario repitió la declaración durante una entrevista a un periódico Río Grande del Sur, estado estado que representa la diputada.

El ministro Luiz Fux, relator de los dos procesos, consideró que la manifestación de Bolsonaro tuvo potencial para incitar a los hombres a cometer delitos contra las mujeres en general. A su entender, al emplear el término “merece”, el diputado le da al delito de violación el significado de “premio o beneficio” que dependen de la voluntad del hombre.

“Se trata de una expresión que no solo menosprecia la dignidad de la mujer, sino también otorga a las víctimas el merecimiento de ese sufrimiento. En la postura expresada por el acusado, se nota su menosprecio en cuanto a las graves consecuencias de una violación para la construcción de la subjetividad femenina y las dramáticas secuelas que provocan esa profonda violencia”, dijo Fux.

De acuerdo con el relator, Bolsonaro no está cubierto por la norma constitucional que le garantiza inmunidad penal a los diputados respecto a sus declaraciones, pues las afirmaciones se hicieron en entrevista con un periódico y no tienen relación con el enfrentamiento político.

La mayoría de los jueces de la corte suprema respaldaron el voto de Fux. Luís Roberto Barroso agregó que la inmunidad parlamentaria no le permite a uno violar la dignidad ajena.

El ministro Marco Aurélio, que dio un voto disidente, entendió que los hechos forman parte de desacuerdos entre los dos parlamentarios. Para él, es “lamentable” que el Supremo “pierda tiempo” juzgando el caso, puesto que los hechos están cubiertos por la inmunidad parlamentaria.

Defensa

La defensa Bolsonaro alegó que el congresista no incitó a la violación, sino solo reaccionó ante las ofensas proferidas por la diputada contra las Fuerzas Armadas durante una ceremonia en homenaje a los derechos humanos. Para los abogados, el enfrentamiento entre Maria do Rosário y Bolsonaro ocurrió dentro del Congreso y debe estar protegido por la regla constitucional de la inmunidad parlamentaria, que impide la imputación penal en cuanto a sus declaraciones.

Traducción: Lucas Magdiel

Fuente: Agência Brasil
Licencia: Creative Commons


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad