Publicidad

23 de mayo de 2013

Niños ugandeses reflexionan sobre el acaparamiento de tierras

Uganda
Grain
Lorna Jones


“No les cuento esta historia de la nada. Hablo desde las lágrimas que me vienen de ver que nos arrebataron nuestra tierra. Lo que me hace enfrentarme al acaparamiento de tierras, como el Ochen que soy, es ver que a los desplazados no nos dan otro lugar donde podamos seguir con la vida”.

Ochen Solomon es uno de los cuatro niños ugandeses que escribieron ensayos acerca de los efectos del acaparamiento de tierras sobre las vidas de sus familias y su comunidad, como parte del Concurso Anual de Ensayo para Niños y Jóvenes de Ascendencia Africana, en 2013. Esta iniciativa, originada en Londres, anima y respalda el desarrollo educativo de niños de entre 7 y 16 años en África y a todo lo ancho de la diáspora africana.


Ochen y sus compañeros optaron por leer el informe de GRAIN, “Exprimir África hasta la última gota”, de de una lista de documentos que abordan tópicos contemporáneos

Las preguntas que debían contestar eran: ¿Cuáles son tus puntos de vista sobre el acaparamiento de tierras? ¿Cuáles serían tus soluciones a estos desafíos? ¿Qué está haciendo al respecto tu familia, o la gente que tú conoces?

Después, de manera independiente, realizaron su propia investigación sobre el tópico seleccionado y mostraron su propia perspectiva.

Ochen Solomon obtuvo el primer lugar. Él dice: “A toda la gente de Nakawa y Naguru en Uganda la desalojaron de sus casas, incluida mi familia. Desde entonces, nos estamos quedando en casa de mi tío, donde no tenemos tierra ni cultivos. A consecuencia del acaparamiento de tierras, ahora nos tenemos que esforzar muchísimo para llenarnos la panza”, escribe Ochen. “Desde 2011, cuando nos desplazaron de Nakawa, no tenemos aún donde quedarnos de manera permanente. Es sólo porque mi tío es bueno y nos ayudó dejándonos quedar en un cuarto”.

Y en otro pasaje: “Cuando van a quitarle una tierra a su dueño, la gente involucrada debería llegar a un acuerdo con los dueños... la tierra arrebatada debería ser reemplazada en otra parte”.

Él considera que “en el futuro, el acaparamiento de tierras hará que haya mucha gente sin vivienda y muchos de los que hoy están en agonía deberán levantarse y unirse”.

Pulse aquí para leer el ensayo de Ochen. (en ingles)

Omara James Michael obtuvo el segundo lugar. “La tierra es lo único que tenemos para la subsistencia de día a día”, escribe Omara. “Pero los malos gobiernos y la corrupción que están en casi todos los países africanos son también responsables de este acaparamiento de tierras”.


Y da ejemplos del bosque Mabira, que ambicionan los inversionistas de una plantación de caña de azúcar. “Aunque algunos miembros del Parlamento eran corruptos, algunos cuantos, como Beatrice Anywar, la mujer representante de Arua, se opuso a la idea y, con el esfuerzo de la gente local, el bosque fue rescatado de las manos de los líderes voraces que lo habían arrendado a los inversionistas”.

Omara hace un llamado a los inversionistas, a que antes de proceder con los negocios de tierras no sólo se reúnan con los altos funcionarios sino con la gente de las localidades. Y urge a que surja una conciencia entre las comunidades en torno a sus derechos agrarios, a la compensación de la gente afectada, a las políticas estrictas que deberían ponerse en efecto para detener la destrucción de los bosques y los humedales; además de instaurar duros castigos a quienes violen estas disposiciones.

También llama a conformar “un proyecto que pueda hablar por los sin voz en caso de algún problema agrario. Esto ayudará a luchar contra los gobernantes corruptos que entregan la tierra de la gente en aras de sus propios intereses”.

Pulse aquí para leer el ensayo de Omara



Ruma Daniel Henry obtuvo el tercer lugar. El ensayo de Ruma reflexiona sobre el proyecto de palma aceitera que apoya el Banco Mundial y el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola. “Esto desembocó en un gran acaparamiento de tierras de la comunidad, lo que ocasionó mucho sufrimiento, pero también grandes ganancias para el gobierno y para la compañía BIDCO”, dijo.

“Todos estos acaparamientos han empeorado la inseguridad alimentaria, pues los residentes que solían cultivar frijoles, maíz, camote [batata] para obtener dinero, ahora deben importarlo todo. Para empeorar las cosas, la tierra arrebatada no se utiliza para producir alimentos. Pero aun si lo fuera, “las investigaciones muestran que las pequeñas fincas son en muchos casos veinte veces más productivas que los grandes establecimientos agrícolas”.

Para resolver esto, escribe, “los ciudadanos deben recibir apoyo para tener sus titulo de tierra, lo que les permitiría tener la propiedad legal de la misma. Entonces, con esos títulos, será fácil en la corte defender lo que les arrebató el gobierno o algún inversionista”.



El cuarto lugar lo obtuvo Okao Allan Daniel. “El acaparamiento de tierras trae hambruna en diferentes partes de África”. dice Okao. “Especialmente en Uganda, mi tierra natal, donde mucha gente muere a causa de esta hambruna”.

También él ha visto gente desplazada de sus tierras. “Como testigo ocular, puedo decir que el acaparamiento de tierras ha provocado el desplazamiento de gente de sus varias áreas de residencia. Entonces la gente desplazada se muda a las áreas urbanas y busca dónde dormir y termina durmiendo en los corredores, sin tener nada que comer, hasta que muere de hambre”.

Él considera que el acaparamiento de tierras ha conducido a la desunión de las sociedades africanas. “La unión en nuestra sociedad puede resolver los problemas relacionados con el acaparamiento de tierras en África”. Y sugiere un programa para hacer que más gente sea conciente del problema y sus efectos. “Los líderes en nuestra sociedad deberían luchar contra los acaparamientos si es que buscan proteger las fuentes de alimentos y otros recursos”.



Lorna Jones organiza el Concurso Anual de Ensayos para Niños y Jóvenes de Ascendencia Africana, que cumple su octavo año. Los cuatro niños citados ganaron el concurso de 2013 en la categoría de 14-16 años. Pueden hallar mayor información acerca de este concurso en su sitio electrónico: www.lornajones.net. Pueden contactarla en: email@lornajones.net

Fuente: Grain

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad