Publicidad

10 de octubre de 2012

Exige a la Consejería de Educación el restablecimiento de las becas de comedor -Ciberacción--

España
oiga.me
¡Firma!


Descripción


Los recortes en educación en la Comunidad de Madrid a través de la restricción de las becas comedor excluyen a decenas de miles de alumnos de la posibilidad de comer en los colegios, poniendo trabas a la igualdad entre los alumnos y dificultando la conciliación de la vida familiar y laboral de las familias.

La comunidad de Madrid ha reducido el presupuesto de las becas comedor de 29,3 millones de euros a 16. El nuevo sistema deja fuera a la mayoría de los alumnos que tendrán que pagar 4,80 euros diarios. Los alumnos que opten por llevarse el tupper de casa tendrán que abonar 3,80 euros al día.

Mientras que la educación sufre estos recortes dramáticos, el coste del menú de un diputado de la Asamblea de Madrid no llega a 3,55 euros, ya que de los presupuestos de la Comunidad se destinan 358.000 euros anuales en subvencionar al restaurante Arturo, propiedad de Arturo Fernández, presidente de la Confederación Empresarial de Madrid e íntimamente relacionado con la ex-presidenta de la comunidad Esperanza Aguirre.

Los recortes en educación han aumentado las horas lectivas de los profesores, han producido despidos de interinos, bloqueado de oposiciones,subido las tasas, han hecho de las guarderías un lujo impagable, expulsando a muchos alumnos del sistema educativo en sus distintas etapas y disminuyendo la calidad educativa de forma generalizada.

Creemos firmemente en el principio de igualdad de oportunidades y consideramos que el Estado, a través de sus diversas Administraciones, debe ser el principal garante de este principio. Desde esta perspectiva consideramos que la supresión de becas de comedor en los colegios públicos vulnera dicho principio y supone un ataque directo a las familias más desfavorecidas.

Por otra parte, consideramos que la Orden de la Consejería de Educación permitiendo llevar la comida de casa a los colegios no solo no soluciona los problemas generados por la supresión de las becas, sino que ha provocado confusión y más problemas de organización y gestión. A la larga, servirá para acrecentar la desigualdad y la injusticia al segregar al alumnado en función de la comida. Además, la ausencia de normas claras al respecto está generando la paradoja de que una misma situación escolar reciba tratamientos diferentes en centros públicos de un mismo barrio y una misma ciudad. Creemos que la Administración está eludiendo su responsabilidad por lo que pedimos que cesen de una vez las excusas de la crisis y el no hay dinero y hagan un reparto más justo de dinero de todos y todas restableciendo las becas de comedor.

¡Stop recortes en las becas de comedor!. La educación no se privatiza.

Fuente: Oiga.me
Licencia: Creative Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad