Publicidad

15 de septiembre de 2012

Sector salud niega trato humanizado a adolescentes embarazadas

Por mala atención no se logra abatir muerte materna

México
CIMAC Noticias

Por Guadalupe Cruz Jaimes


La mayoría de las instituciones del sector salud no otorga un trato humanizado a las adolescentes embarazadas, por lo que no se ha logrado reducir las complicaciones que ellas sufren durante la gestación y el parto, tales como la preclamsia, una de las principales causas de muerte materna (MM).

En declaraciones a Cimacnoticias, Mayra Rodríguez, coordinadora del área de Enfermería de la Clínica de Especialidades de la Mujer de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), indicó que la atención calida y respetuosa para las jóvenes gestantes “no siempre” se incluye en la práctica profesional.

Aunque la Norma Oficial Mexicana 007 “Atención de la mujer durante el embarazo, parto y puerperio y del recién nacido” refiere que el trato debe ser de “calidad y calidez”, “el personal deja de ver a las usuarias como personas y las atiende como ‘objeto de cuidado’”, denunció la funcionaria, quien agregó que esta situación ocurre en la mayoría de las instituciones del sector salud.

Rodríguez advirtió que esta realidad perjudica la salud de las embarazadas y que incluso pone en riesgo sus vidas. Hay que recordar que las gestantes menores de 20 años tienen 2.5 veces más peligro de morir por causas maternas que las mujeres de otros grupos de edad.

Apuntó que la formación del personal acerca de la importancia del trato humanizado de las adolescentes embarazadas es apremiante, pues de ello depende el apego de las usuarias al control prenatal y tratamiento médico.

La coordinadora del área de Enfermería de la Clínica de Especialidades de la Mujer de la Sedena destacó que con el trato calido y respetuoso “hay una respuesta fisiológica diferente, (las embarazadas) adoptan actitudes positivas para su bienestar”, que reducen ese tipo de complicaciones que pueden ser fatales para las adolescentes, como la preclamsia (hipertensión arterial).

Por su edad, sobre todo las menores de 16 años, tienen factores de riesgos, que pueden controlarse médicamente.

Mayra Rodríguez puso como ejemplo que “si ellas tienen anemia se les da hierro, si les falta peso se les da una dieta para aumentarlo, reciben ayuda para que su parto no sea prematuro”.

Durante el parto, el trato humanizado posibilita que el proceso sea más cómodo, y sin complicaciones, derivadas de intervenciones médicas “violentas e innecesarias”.

“Hay prácticas violentas al momento del parto, como que haya muchos asistentes, demasiadas luces encendidas, el rasurado del vello púbico, y el uso indiscriminado de la oxitocina (medicamento utilizado para acelerar el parto)”, mencionó.

Rodríguez indicó que en el sector salud hace falta mejorar la atención con trato humanizado mediante la capacitación permanente. Ésta es una de las demandas de las organizaciones promotoras de los derechos sexuales y reproductivos en el país.

Uno de los eslabones fundamentales en la atención de las adolescentes son las enfermeras obstétricas, señaló a Cimacnoticias Guadalupe Hernández, coordinadora del posgrado en enfermería perinatal de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) de la UNAM.

Hernández mencionó que la relación entre la adolescente y la enfermera debe ser estrecha durante el embarazo para vigilar que no haya complicaciones, pero también para crear redes de apoyo con la familia de la menor de 20 años de edad.

Si el parto es de bajo riesgo puede ser atendido por el personal de enfermería obstétrica o perinatal, quienes han obtenido resultados favorables después del seguimiento en el embarazo: “partos naturales sin complicaciones, con niños de término y de peso al nacer de más de 2 kilos y medio”.

Aunque los ginecobstétras en el sistema de salud están rebasados por la demanda de este tipo de servicios, existe resistencia en las instituciones para inclusión de las enfermeras perinatales en la atención de partos de bajo riesgo.

“Hasta ahora, con la meta de reducir la MM y el reconocimiento internacional de las enfermeras obstétricas como personal calificado para la atención del parto, nos están volteando a ver”, acotó Guadalupe Hernández. En la última década egresaron del posgrado en enfermería perinatal cerca de 500 profesionistas.

Fuente: CIMAC Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad