Publicidad

15 de septiembre de 2012

Perú: Fue presentado el Informe Alternativo 2012 sobre la situación de los pueblos indígenas

Indígenas peruanos. Foto: CNR
Perú
CNR/FEDEPAZ


Se presentó el Informe Alternativo 2012 sobre la situación de los Pueblos Indígenas en el Perú, en el que se da cuenta del cumplimiento del Convenio N° 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) desde la perspectiva de los propios pueblos indígenas. El documento fue elaborado conjuntamente por cuatro organizaciones indígenas nacionales, Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana - AIDESEP , la Confederación Nacional Agraria – CNA, la Confederación Nacional de Comunidades del Perú afectadas por la minería – CONACAMI y la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú - ONAMIAP, y por el Grupo de Trabajo sobre Pueblos Indígenas de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos.

La presentación estuvo a cargo de Rocío Silva Santisteban, Secretaria Ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, quien demandó la “necesidad de fortalecer la institucionalidad indígena a nivel nacional”, la que debería enfocar el desarrollo de los pueblos desde una perspectiva “antropomórfica” y “participativa”, donde predomine “el consenso, la armonía y la paz”, y no desde la perspectiva convencional como ocurre hasta la fecha.

Silva Santisteban destacó también, que a un año de la aprobación de la Ley de Consulta Previa por el gobierno de Ollanta Humala, sigue la persistencia del Estado en priorizar políticas extractivistas, ignorando el cumplimiento de la Ley de Consulta, cuya aplicación ha sido muy afectada por su Reglamento y causando de esta forma la intensificación de conflictos socio-ambientales.

Al respecto, Alberto Pizango, Presidente de AIDESEP y representante del Pacto de Unidad (compuesto por las organizaciones nacionales de pueblos indígenas que suscriben el Informe), indicó que la normatividad sobre Consulta Previa en el Perú, “no recoge el espíritu del Convenio Nº 169”.

Agregó que los pueblos exigen como modelo de vida “el buen vivir”, que implica “el desarrollo pleno” y participativo, y que el Estado antes de imponer modelos, “debe conocer la perspectiva que tienen los pueblos sobre el desarrollo”, y aplicar lo que los pueblos acuerdan. Además recordó la ”importancia del derecho a la libre determinación de los Pueblos en la elección se sus modelos de desarrollo”, que se menciona en el Convenio y que no está presente en la debida manera en las normas sobre Consulta Previa vigentes.

Es necesario “crear un Estado multinacional en que las diferentes identidades se preserven” y se aplique una verdadera educación intercultural, que no se limite a los pueblos indígenas, sino que llegue a todo el país, para evitar la discriminación y el olvido, añadió Pizango.

El Informe Alternativo 2012, presenta una “Agenda Indígena” que se propone sea abordada por el Estado y los diferentes actores sociales, la que incluye temas como la defensa del territorio y de sus recursos naturales, la soberanía alimentaria, el derecho a la Consulta Previa, la Institucionalidad Indigena y la criminalización de la protesta. Además se incluye una serie de casos emblemáticos a nivel nacional, donde se puede evidenciar la vulneración de los derechos de los pueblos indígenas.

Por su parte, Javier Jahncke de Fedepaz, remarcó la importancia que debe tener la participación de los pueblos indígenas (Comunidades Campesinas y nativas), en los procesos de Ordenamiento Territorial. Éstos procesos deben ser participativos y requieren un marco legislativo que debiera darlo la Ley de Ordenamiento Territorial que hasta la fecha no hay voluntad política para impulsarla. Se prefiere seguir otorgando concesiones para industrias extractivas desde el sector energía y minas, y de esa manera definiendo el uso de los suelos, tarea que está debe estar en manos de los Gobiernos Regionales y Locales.

El Informe Alternativo 2012, corresponde al período agosto 2011-julio 2012, como cada año, ya ha sido entregado al Comité de Expertos de la OIT en Ginebra, donde se encuentra la sede de la Organización Internacional del Trabajo, siendo un referente importante para dar las pautas necesarias al organismo internacional, para una adecuada revisión del Informe oficial que el Estado Peruano está obligado a presentar anualmente.

Fuente: CNR

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad