Publicidad

24 de agosto de 2011

Mucho dolor

Ola de violencia contra campesinos del Bajo Aguán sacude a Honduras

Honduras
Radio Mundo Real
24-08-2011


La violencia con que los terratenientes del Valle del Bajo Aguán han respondido a los campesinos frente al conflicto que se desató por la tierra ha superado todos los límites imaginables. Ahora, tres campesinos más se han sumado a la larga lista de quienes han sido asesinados en los últimos días.

Se trata del dirigente Secundino Ruiz, presidente del Movimiento Auténtico Reivindicador de Campesinos del Aguán (MARCA), y del vicepresidente del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA), Pedro Salgado. También fue asesinada la esposa de Salgado, Reina Mejía, ya que los sicarios le dispararon a la pareja dentro de su casa.

El pasado viernes, cientos de policías y militares habían sido desplegados en el Valle del Bajo Aguán, situado en el noreste de Honduras, para según el gobierno poner fin a la violencia que se desató en el conflicto por la tierra. Hasta ese momento y como consecuencia de los enfrentamientos, 11 personas habían muerto esa semana, sumándose a las más de 50 que habían fallecido en los últimos meses.

Según declaraciones proporcionadas por dirigentes campesinos a la agencia AFP, los campesinos temían que los militares y la policía apoyaran a las fuerzas de los terratenientes de la zona.

“Ellos no vienen a hacer nada en favor de nosotros sino a ayudar a los sicarios de los terratenientes, a matar gente”, dijo Pedro García en la comunidad de “La Confianza”, un asentamiento en medio de los cultivos de palma africana del Bajo Aguán, a la agencia AFP.

Tal como advertían los campesinos, la presencia policial y militar en la zona no evitó el incremento de la violencia contra ellos: de hecho, entre el sábado y el domingo se produjeron los asesinatos de los dirigentes Ruiz y Salgado, aumentando las señales de alerta del movimiento popular.

“Lo que sucede es que continúa el derramamiento de sangre, el asesinato de campesinos, aún cuando hay un destacamento militar en la zona”, dijo en diálogo con Radio Mundo Real el dirigente campesino hondureño Rafael Alegría, quien explicó que en estos días habían sido asesinados cinco líderes del movimiento campesino del Aguán.

“La situación es bastante difícil, muy dramática, y en estos casos ni siquiera se han podido identificar los responsables directos de los hechos”, continuó el dirigente, y agregó: “La situación es tensa, de mucho miedo, de mucho dolor, y de mucha preocupación a nivel de todos los sectores”.

Alegría indicó que en los próximos días el movimiento campesino estará definiendo, en una reunión de urgencia para analizar rigurosamente la situación, qué medida se tomaría frente a ésta como movimiento.

A su vez, el dirigente realizó un llamado a la solidaridad internacional, para que organismos de derechos humanos visitaran el Bajo Aguán y ayudaran así a detener el baño de sangre contra la población campesina.

Fuente: Radio Mundo Real
Licencia: Creative Commons, Compartir Igual

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad