22 de agosto de 2013

Mujeres latinoamericanas respaldan a la candidata presidencial Xiomara Castro

Honduras
Giorgio Trucchi/ LINyM

El 2° Encuentro internacional de mujeres de izquierda y progresistas, que se llevó a cabo este martes (20/8) en Tegucigalpa, en un salón abarrotado de mujeres provenientes de toda la nación y de diferentes países de América Latina, ratificó su total apoyo a Xiomara Castro, candidata presidencial del partido Libertad y Refundación (Libre).

Durante su intervención ante un auditorio muy atento y participativo, Castro, quien sigue encabezando las intenciones de voto, criticó ásperamente la globalización y su modelo “voraz y sin sentido” que “impone una maquinaria de fabricar pobreza y retuerce el significado de la democracia”.

Un modelo que ha impuesto cambios en la propia esencia de los seres humanos, en su lenguaje, en su forma de ser, fomentando la cultura personal y “alejándonos de la solidaridad y del sentido del colectivo”.

Asimismo, el modelo de explotación del capitalismo salvaje ha venido transformando a la gente en “esclavos modernos del consumo”, fomentando la desinformación y el embrutecimiento mediante los medios masivos de comunicación, “la peor maquinaria de la más horrorosa denominación y distorsión”.

“Pero nuestros pueblos son extraordinarios y estamos en demanda, en resistencia y estamos luchando, porque son los pueblos los que hacen la historia”, dijo Castro.

La candidata presidencial mandó un mensaje al país. “Hemos derrotado el golpe. Queremos vivir en democracia, ser partícipes de nuestras historia y garantizamos que nunca más permitiremos que la barbarie regrese como forma de gobierno”, aseguró.

Subrayó la importancia de llegar a un nuevo pacto social en una Asamblea Nacional Constituyente que refunde el país, “para profundizar la democracia con la participación de todo el pueblo en la toma de decisiones trascendentales”.

También apuntó que, de ganar las elecciones, derogaría de inmediato todas aquellas leyes que pretenden vender el país y sus recursos naturales al mejor postor, y consideró la figura del ‘juicio político’ como “una aberración jurídica que también voy a derogar”.

Hizo un llamado a los militantes y simpatizantes de Libre para que redoblen esfuerzos. “Nadie debe dejar su trinchera. Queda prohibido el triunfalismo”.

Finalmente, pidió a las invitadas internacionales llevar a sus países un mensaje optimista. “Hoy más que nunca su solidaridad es necesaria. Mantengan los ojos puestos en nuestra lucha, porque aquí se defiende gran parte del futuro de América Latina”, concluyó.

Luchar no es delito

Entre las invitadas internacionales a este evento, organizado por el partido Libre y la Copppal (Conferencia permanente de partidos políticos de América Latina y el Caribe), destacó, entre otras, la presencia de la ex senadora colombiana Piedad Córdoba, la mexicana Margarita Zapata, la dominicana Marcela Quisqueya, así como de varias delegaciones de países latinoamericanos.

Durante su intervención, Piedad Córdoba señaló la importancia de que la candidata de Libre “llegue a regir los destinos de la nación hondureña”.

Según ella, el pueblo ya está cansado de tanta miseria y busca nuevas rutas y nuevos escenarios para la política, abriendo a la participación real y efectiva de la mujer. “Para llegar a una Honduras libre de las ataduras, pero sobre todo descolonizada, justa, equitativa, igualitaria, donde nuestros recursos naturales nos pertenezcan”, dijo.

Córdoba recordó el importante aporte de Xiomara Castro en el proceso de liberación de todos los rehenes de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), elemento que fue fundamental para que se llegara a instalar la mesa de las negociaciones de paz entre la guerrilla colombiana y el gobierno.

“Hoy en Honduras se está jugando la suerte de América Latina y de un proceso de transformación que comenzó con el presidente Chávez. Como internacionalistas nos debemos a todos los países del mundo, donde sea necesario construir nuevos escenarios de participación política.

La democracia en Honduras está amenazada – continuó Córdoba – por los intereses del capitalismo que es responsable de la pobreza, la miseria y la exclusión. Y lo debemos enfrentar porque no es delito ser comunista, ni socialista, ni pensar distinto; no es delito defender la vida humana, ni levantarse ante la pobreza y la miseria.

No es delito defender el agua, los árboles, los ríos, la biodiversidad, no es delito defender el alma de un pueblo que busca la transformación del país. Y si a eso el capitalismo, el neoliberalismo y los que se arrodillan ante unas cuantas monedas de oro le llaman delito, nosotros estamos tranquilas y alegremente delincuentes en defensa de la vida”, concluyó la defensora de derechos humanos.

Ante los aplausos y la insistencia del auditorio, tomó la palabra Bertha Cáceres, coordinadora del Copinh (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras).

La dirigente indígena lenca recordó que “la refundación no se hace por decreto, sino en la cama, en las calles, en las organizaciones, en los territorios, con una profunda revolución cultural”. Un verdadero proceso antipatriarcal que es necesario para refundar este país.

Cáceres dijo también que las mujeres “somos rebeldes” y que “no podemos permitir que se criminalice nuestras luchas y nuestras protestas sociales”, tratando de deslegitimar “este proceso emancipatorio” que estamos llevando adelante en los territorios y organizaciones. “Apostémosle a los levantamientos territoriales, a la construcción de un país soberano con autonomía, autodeterminación y dignidad”, concluyó la dirigente lenca.

Fuente: Alba TV

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada